Yellen advierte que el país caería en default en diciembre de no mediar acuerdo en el Congreso

Foto: Twitter @SecYellen

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, instó a los congresistas a llegar a un acuerdo “lo antes posible” para suspender el límite de deuda del país antes del 15 de diciembre, ya que podría caer en cesación de pagos por primera vez en la historia.

“Si bien tengo un alto grado de confianza de que el Tesoro pueda seguir financiando al Gobierno de los Estados Unidos luego del 15 de diciembre, existen escenarios donde no tendría los suficientes recursos para continuar financiando las operaciones del Gobierno luego de esa fecha”, manifestó Yellen en una carta enviada a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

«Para garantizar la completa buena fe y el crédito de Estados Unidos, es fundamental que el Congreso aumente o suspenda el límite de deuda lo antes posible», agregó Yellen.

De caer en default en sus obligaciones financieras, Yellen advirtió que el Gobierno no podrá pagar a los empleados y contratistas federales ni tampoco los cheques de seguridad social; y, asimismo, los tenedores de bonos del Tesoro no recibirán los pagos de intereses.

Yellen, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell y diversos economistas, advirtieron que un default, incluso temporario, podría llevar a los Estados Unidos a una recesión y a un encarecimiento del crédito por un tiempo prolongado; además de afectar la credibilidad del país, según reportan las agencias Bloomberg y AFP.

Según indicó Yellen en la carta, la fecha límite está vinculada con el nuevo plan de infraestructura de 550 mil millones de dólares ratificado por el presidente Joe Biden el último lunes.

Dicho paquete de medidas requerirá una transferencia del Tesoro de 118 mil millones de dólares al Fondo Fiduciario de Carreteras (para financiar proyectos de infraestructura de transporte) a un mes de la promulgación de la ley, es decir el 15 de diciembre.

En octubre pasado, luego de un acuerdo en el Senado, se extendió el límite de deuda en 480.000 millones (de $28,4 mil millones a $28,9 mil millones), lo cual permitió escapar temporalmente al país del default.

En ese entonces, Yellen estimó inicialmente que el acuerdo permitirá a la Casa Blanca financiarse hasta el 3 de diciembre, aunque dicha fecha estaba sujeta a cambios dependiendo de los flujos de gastos e ingresos del Tesoro.

El Tesoro actualmente se ubica a solo $25 millones del límite de deuda de $28,9 mil millones y, hasta ahora, no hubo avances en el Congreso para suspender o aumentar el límite de deuda luego de la fecha estimada de diciembre.

El Partido Republicano ya anticipó que no apoyará un nuevo aumento del techo de deuda, e instó a los demócratas a aprobarla por su cuenta, utilizando el denominado “proceso de conciliación”:

Dicho mecanismo, introducido en 1974, permite en el caso de leyes que afectan los ingresos o gastos federales, aprobar con mayoría sin el necesario umbral de 60 votos en el Senado.

Los demócratas actualmente poseen 50 escaños de los 100 en el Senado, con el voto de desempate de la vicepresidenta Kamala Harris en su calidad de presidente de la Cámara Alta; por lo que podrían utilizar el atajo.

No obstante, el líder de la bancada demócrata en el Senado, Chuck Schumer, indicó ayer que el tema de la deuda requiere una aprobación bipartidista, tal como lo fue durante la gestión del expresidente Donald Trump.

Si bien Yellen promovió un acuerdo bipartidista, en las ultimas semanas sugirió que los demócratas consideren incrementar el techo de deuda por su propia cuenta.

El senador demócrata Bernie Sanders, miembro de rango del Comité de Presupuesto del Senado, consideró como “irresponsable” por parte de los republicanos “lanzar a la economía mundial en un caos por no pagar las deudas en las que se incurrió durante la administración Trump”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »