Wolf pone fin a las restricciones en interiores de restaurantes y otras actividades a partir del 4 de enero

Foto: Governor Tom Wolf / Flickr

A pesar del vencimiento de las restricciones, Wolf instó a los ciudadanos a mantener las conductas responsables para no endurecer nuevamente las medidas. “No tengo idea de lo que haré en el futuro… todos estamos trabajando en aguas desconocidas”, declaró.

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, anunció que levantará las medidas restrictivas contra los interiores de restaurantes, gimnasios, deportes escolares y lugares de entretenimiento desde el lunes 4 de enero. Por su parte, Filadelfia mantendrá las prohibiciones hasta el 15 del mismo mes.

El mandatario regional explicó que otros esfuerzos de mitigación del virus establecidos el 10 de diciembre todavía seguirán en marcha. Esto incluye el uso obligatorio de barbijo a nivel estatal, que restringe la ocupación según el tamaño del lugar, el límite de capacidad comercial y la certificación de los locales gastronómicos.

Según datos del Departamento de Salud, para aquella fecha se reportaron 12.785 nuevas infecciones. En esa misma semana, el área registró diariamente 200 o más fallecimientos. Temiendo por la capacidad de los hospitales, el estado tomó medidas drásticas en la mayoría de los espacios públicos.

“Necesitamos seguir trabajando juntos para frenar la propagación del COVID-19, porque si nos volvemos complacientes y permitimos que el número de casos comience a aumentar, el peligro para nuestras comunidades, nuestras familias y nuestro sistema de salud regresará rápidamente y con consecuencias mortales”, advirtió Wolf.

Después de tres semanas de inhabilitaciones, el número de muertes disminuyó y los totales diarios de contagios se estancaron. En 14 días consecutivos la tasa de positividad en todo el estado recayó. De igual modo, Pensilvania continúa con su exhaustivo plan de vacunación para los trabajadores de primera línea y espera tener suficientes dosis para el público en general en el verano. 

Wolf señaló que los proveedores de atención médica y los asociados con los hogares de ancianos se estaban administrando el antídoto, pero pasarían “meses, no semanas” antes de que las distribuciones se generalizaran lo suficiente como para llegar a una gran cantidad de residentes.

.

Translate »