Vuelven los deportes juveniles de bajo riesgo en Nueva York a partir de julio

Foto: WBSC

La reanudación de la competencia incluirá algunas actividades grupales tales como béisbol, softbol, ​​gimnasia, hockey sobre césped y “cross-country”.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció en el día de ayer que el próximo mes, los deportes juveniles de bajo riesgo volverán a la actividad en las regiones que forman parte de la fase 3 de reapertura. El comunicado establece que podrán volver a sus prácticas a partir del 6 de julio y permitirá recibir hasta dos espectadores por cada participante. 

La decisión de devolverle el protagonismo a los jóvenes en competencia “es otro paso hacia el retorno a la normalidad”, destacó Cuomo. Las medidas incluyen a tres regiones que ya forman parte de la tercera etapa de flexibilización, mientras se espera que el oeste de Nueva York y la Región Central la alcancen esta semana. 

La intención del gobierno es habilitar las actividades deportivas para las categorías más pequeñas que aún se encuentran en pleno proceso de desarrollo. Para resguardar su integridad física se prevé tomar serios recaudos que permitan evitar la propagación del Coronavirus. Además, se implementarán al menos dos semanas de práctica y calentamiento antes de que comience el juego. 

Cabe aclarar que la Little League International había decidido suspender -con la orientación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades- todas las tareas de manera provisional cuando comenzó la pandemia. Desde aquél entonces fue que comenzó a trabajarse en la “Guía de reanudación de la temporada 2020”. 

El presidente de la liga, Jeremy Savio, ya había proclamado a principio de este año sus intenciones de disputar los encuentros de alguna forma: “Creo que en el peor de los casos tendremos una temporada durante el verano”. A su vez, declaró la importancia de llevar adelante los encuentros “aunque tengamos una temporada modificada y juguemos solo durante algunas semanas”, destacó. 

Las autoridades también anticiparon que la liga renunciará al requisito de elegibilidad de residencia y permitirá que cada liga local tenga la potestad de aceptar a cualquier jugador que haya participado anteriormente en una temporada cancelada producto del Coronavirus. La intención es que los chicos no pierdan el año y que puedan, en palabras de Savio, “Salir y divertirse”.

Translate »