Vuelven a aumentar los contagios por Coronavirus en buena parte de Estados Unidos

Foto: Freepik

Varios estados subieron sus cifras de contagios y muertos en relación a inicios de junio. Texas y Florida, por ejemplo, tuvieron cifras récord en la última semana. Según los expertos, el principal motivo sería la gran cantidad de gente que se reunió en el Día de los Caídos hace tres semanas.

Las alarmas por el Coronavirus en Estados Unidos no dejan de encenderse, debido a que el país no da muestras de contener el brote de la enfermedad que ya se cobró más de 115 mil vidas y tiene a más de dos millones de contagiados desde el inicio de la pandemia.

Pese a que el gobierno de Donald Trump insiste en reabrir la economía -el presidente, por ejemplo, ya reanudó su agenda oficial de actos masivos de cara a las elecciones de noviembre- varios estados no dan señales de avanzar en la contención del COVID-19.

En la última semana, la tercera parte de los 50 estados del país subieron sus contagios respecto a la semana anterior. Se trata de Alaska, Arizona, Arkansas, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Florida, Georgia, Hawái, Kentucky, Michigan, Nevada, Nuevo México, Oklahoma, Oregón, Texas, Utah, Vermont y Washington.

Dos de ellos, Florida y Texas, registraron sus peores indicadores semanales desde el comienzo de la pandemia, con cifras récord de más de 1.000 y 2.000 contagios diarios, respectivamente.

Varios especialistas han advertido que esta nueva suba en los casos se podría deber a la reapertura que se otorgó en el Día de los Caídos (conocido en EE.UU. como Memorial Day) el pasado 25 de mayo, debido a que muchas personas fueron habilitadas para salir e ir a la playa y no cumplieron con las normas de distanciamiento social.

Además, alertan que no se trataría de la tan citada “segunda ola” de casos, sino que en la mayoría de los casos podría deberse a una contención tardía de la “primera ola”. Ese sería el caso de Florida y Texas, que habían comenzado a reabrir la economía más temprano que el resto del país.

En Pensilvania, en tanto, se contabilizan hasta este lunes 78.798 casos y 6.215 muertos, con una tendencia continua a la baja que se ha manifestado en las últimas semanas tras el pico de mediados de abril. En las últimas 24 horas se reportaron 336 nuevos infectados y cuatro muertes.

Dentro del estado, la región de Lehigh Valley continúa siendo una de las más afectadas, con 22 casos y ninguna muerte en el informe del domingo. Por ende, la zona tiene un total de 7.193 contagiados y entre 508 y 522 muertes, ya que los números varían si se toma en cuenta el reporte estatal o el que brindan los condados de Lehigh y Northampton.

Translate »