Una serie de misteriosos tiroteos en Lehigh Valley dejó al menos cuatro heridos

Foto: WNEP

Los disparos se produjeron en el condado de Monroe, al norte de las montañas Pocono. Fueron cinco hechos consecutivos en los cuales no se pudo identificar a ningún agresor.

Este lunes se produjo una serie de misteriosos tiroteos en el condado de Monroe, que dejaron al menos cuatro heridos y generaron una intensa investigación de la Policía por la zona.

En total, se relevaron cinco episodios, todos con el denominador común de que ocurrieron en el corredor de la ruta 196 y de que no se pudo identificar a los autores de los disparos cuando los efectivos de la fuerza arribaron al lugar.

En cuatro de los hechos, además, hubo personas heridas de bala, por lo cual la consecución de los siniestros preocupa a las autoridades policiales, que pidieron una orden de refugio en casa durante algunas horas para todos los habitantes de la zona, que se ubica al norte de las famosas montañas Pocono.

El primer tiroteo se reportó a las 5.50 p.m., cuando se contabilizaron múltiples disparos desde un vehículo en proximidades del centro comercial Tobyhanna. El auto se dio a la fuga y, afortunadamente, no hubo heridos por el episodio.

Cuando la Policía llegó al lugar para relevar la situación, debieron irse rápidamente para actuar sobre otro tiroteo, que dejó un saldo de dos personas heridas: una mujer de 47 años con un disparo en la espalda y un joven de 19 años con una bala en su brazo.

Foto: My Fox 8

Este hecho, ocurrido unos kilómetros al sur del primero (al 5330 de Ledgwood Drive) fue el preámbulo de otra situación muy similar, ya que al poco tiempo se recibió otra llamada de otro siniestro, que también se efectuó al sur, siempre por la ruta 196.

En esta ocasión, los policías hallaron a un joven de 20 años dentro de su vehículo con una herida de bala en su cabeza, justo en la intersección de la ruta con la calle Kings Way.

Por último, a los pocos minutos los efectivos de seguridad debieron trasladarse unos kilómetros al este, para relevar un último herido por otro balazo. En este caso, el lesionado fue otro joven de 20 años, que recibió un disparo en su pierna mientras se encontraba en el patio de su casa.

Toda esta serie de misteriosos balazos hace sospechar a las autoridades de que una misma persona fue movilizándose a bordo del vehículo inicial (el que realizó la balacera en el centro comercial) en dirección al sur y luego giró hacia el este, para perderse en una zona rural.

Hasta el momento, las autoridades se encuentran investigando con algunos testigos presenciales, aunque no se han realizado detenciones ni se informó sobre algún sospechoso firme que esté en la mira de la Justicia.

Translate »