Una encuesta interna revela que el acoso sexual y la misoginia son conductas muy presentes en la política de Nueva Jersey

Foto: Montclair State University

Trabajadoras de distintas areas del gobierno manifestaron haber vivido una situación de acoso sexual en la ámbito político estatal por parte  algún funcionario electo. “Está en todas partes, es todo”, destaca el título del informe.

Un sondeo realizado por la Coalición de Nueva Jersey contra la Agresión Sexual (NJCASA) a las trabajadoras del gobierno de la ciudad de Trenton arrojó que un 57% de las encuestadas vivió algún episodio de acoso sexual mientras ejercieron funciones dentro de la política local.

La iniciativa “Encuesta sobre Misoginia y Conducta Sexual Inapropiada en la Política de Nueva Jersey”, promovida por la senadora Loretta Weinberg, detalla que el 23% de las encuestadas experimentó “comentarios verbales de naturaleza sexual”, mientras que un 22% recibió “comentarios sexistas o misóginos” y un 15%  “contacto físico no deseado”. Un 3% confesó haber sido víctima de agresión sexual o violación.

La directora ejecutiva de NJCASA,  Patricia Teffenhart, dijo que: “Aterrizamos con más de 508 respuestas de personas que comparten datos tanto cuantitativos como cualitativos que creo que realmente pintan la imagen real de cuán tóxico es este ambiente”.

A su vez, Teffenhart, precisó que cuando alguien presenta algún tipo de queja “es posible que ni siquiera haya un proceso formal mediante el cual puedan presentar un reclamo” porque alguien dentro del partido con una posición de poder puede hacer una llamada y eso cohíbe a los trabajadores de actuar.

En la opinión de la concejal de Franklin Township, Crystal Pruitt, este tipo de agresiones recurrentes agotan porque “empiezas a preguntarte, espera, ¿es esto un gran problema? “. Las consecuencias de una denuncia reprimen a las mujeres y en caso de querer hacerlo, se desconocen los mecanismos legales.

NJCASA propone tras los hallazgos de su investigación que es necesario mayor educación y capacitación sobre como responder a una denuncia de violencia sexual o mala conducta y establecer políticas de tolerancia cero para que el comportamiento dañino sea identificado, así como un sistema de información que elimine la politica partidista de la investigación y la respuesta.

Translate »