Una encuesta muestra que parte de la comunidad LGBTQ de Pensilvania sufre problemas de salud de riesgo para el COVID-19

Foto: Eric Allix Rogers - Flickr

Preocupa que gran parte de este colectivo padezca enfermedades de riesgo como tabaquismo, alcoholismo, obesidad y cáncer, agravantes contra el Coronavirus.

La Evaluación de Necesidades de Salud LGBTQ de Pensilvania recopiló información de 6.582 encuestados de 64 de los 67 condados del estado, con edades entre los 8 y los 92 años. Según esta encuesta, ciertos padecimientos de alerta como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y la obesidad, aparecen como unas de las problemáticas más graves en la comunidad LGBTQ. 

Estos factores también hacen que las personas sean más propensas a experimentar complicaciones derivadas por el Coronavirus. Si bien el relevamiento no presenta evidencia de que esta población haya sido más afectada por la pandemia, sí expone una multiplicidad de factores que potencian los riesgos.

“Lo que vemos son algunos de los desafíos únicos que experimenta la comunidad, que nos dejan más vulnerables al COVID-19: mayores tasas de tabaquismo, mayor incidencia de cáncer y también mayores barreras para la atención”, explicó Adrian Shanker, director ejecutivo de Centro Comunitario Bradbury-Sullivan LGBT de Allentown.

La Evaluación de necesidades de salud LGBTQ local fue gestionada en la primavera por el Departamento de Salud del estado en asociación con el centro Bradbury-Sullivan y organizaciones similares en el área. Se trata del segundo informe bianual que aborda la salud de este grupo de residentes.

La encuesta muestra que las personas LGBTQ en el noreste, incluido Lehigh Valley, presentan una serie de factores de alto riesgo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades enumeran como potenciales agravantes del COVID-19.

En este sentido, un tercio de los encuestados señalaron que consumen cinco o más bebidas al día, mientras que el 29% de los consultados son fumadores habituales de tabaco.

Asimismo, aproximadamente el 39% señaló problemas de obesidad. En tanto, el porcentaje de personas LGBTQ que informaron haber sido diagnosticadas alguna vez con cáncer fue del 9%, más alto que todas las personas LGBTQ del estado con  un 6% y que los ciudadanos de Pensilvania en general en un 5%.

Translate »