Una empresa de Bethlehem solicitó a la FDA la autorización para uso de emergencia de una prueba doméstica de COVID-19

Foto: ORASURE TECHNOLOGIES

OraSure Technologies dijo que estas pruebas de diagnóstico están diseñadas para detectar la infección por COVID-19 de manera simple, sin necesidad de instrumentación, baterías, teléfonos inteligentes o análisis de laboratorio para leer los resultados.

La empresa OraSure Technologies Inc, un desarrollador y fabricante de dispositivos médicos de la ciudad de Bethlehem, informó que presentó una solicitud a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para obtener la autorización de uso de emergencia de su prueba rápida de antígeno COVID-19, tanto para uso doméstico con receta como para uso profesional en entornos de punto de atención.

“Estoy encantado de haber podido acelerar la presentación de la autoevaluación domiciliaria de recetas. Las pruebas en el hogar facilitarán que las personas sepan de forma segura y rápida si son infecciosas y se aíslen por sí mismas para minimizar la transmisión”, dijo en un comunicado Stephen Tang, presidente y director ejecutivo de OraSure Technologies.

El directivo resaltó que hasta la fecha “no hay pruebas de anticuerpos en fluidos orales para COVID-19 autorizadas para la venta en los Estados Unidos”.

De acuerdo con el fabricante, con estas pruebas de diagnóstico rápido de flujo lateral una persona auto-recolecta con la varilla de las fosas nasales una muestra y después de agitarla el resultado aparecerá poco tiempo después.

“La recolección de muestras orales es rápida, indolora, no invasiva y requiere menos contacto humano que una extracción de sangre, lo que minimiza la necesidad de equipo de protección personal y reduce la exposición a pacientes potencialmente infectados”, detalla la organización.

OraSure se especializa en kits de testeos de diagnóstico médico para el hogar y durante sus años en el mercado lleva fabricados más de 80 millones de pruebas rápidas de VIH, VHC y Ébola.

El portafolio de testeos COVID-19 y kits de recolección de la compañía ayudan a aumentar el acceso a las pruebas, alivian la carga en el sistema de atención médica, minimizan los riesgos de exposición y conservan el equipo de protección personal.

El año pasado, Orasure obtuvo autorización para lanzar kits de pruebas caseras para COVID-19, convirtiéndose así en el primer producto que no necesita la presencia de profesionales de la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »