Un sindicato escolar exige que De Blasio y su canciller cedan el control sobre el sistema educativo

Foto: Ben Fractenberg - THE CITY

La acción del sindicato, que cuenta con 6.400 miembros, es una señal de desorden y discrepancias a nivel local. La ciudad parece no encontrar un rumbo para “conformar” a los diversos actores que integran el círculo de la educación pública.

El sindicato de directores de escuelas de la ciudad de Nueva York exigió que el alcalde, Bill de Blasio, y el canciller Richard Carranza, abdicaran su dominio sobre la gestión educativa, la cual se ve afectada por la crisis del Coronavirus.

En una carta, el Consejo de Supervisores y Administradores Escolares (CSA) expresó de manera unánime su voto de desconfianza en ambos funcionarios, debido a “su incapacidad para dirigir la reapertura segura y exitosa de las escuelas”.

Puntualmente, esta asociación pidió que el referente demócrata y Carranza se aparten de la administración del Departamento de Educación. Además, solicitó que busquen una intervención inmediata para solucionar los problemas relacionados al funcionamiento escolar en medio de la pandemia.

El jefe del CSA, Mark Cannizzaro, indicó que es la primera vez que el sindicato apela a una intromisión estatal en los colegios de la ciudad, y señaló: “Durante todo el verano, nos hemos encontrado con un obstáculo tras otro, con enfoques cambiantes, orientaciones confusas, a menudo sin destino”.

Asimismo, el máximo representante del Consejo dijo que dado el contexto actual, “nuestros niños nos necesitan”. Sin embargo, ni el Ayuntamiento ni el Departamento de Educación respondieron a las demandas del grupo.
Los inconvenientes en materia educativa no son nuevos para el gobierno local. El gobernador Andrew Cuomo en su momento había criticado a la alcaldía por no haber presentado un plan para la reapertura escolar. El mandatario regional se había mostrado “decepcionado” por las políticas llevadas a cabo en la ciudad.

Translate »