Un senador republicano de Nueva Jersey llamó “marxista” al movimiento Black Lives Matter

Foto: Alexander Lewis

Michael Doherty, uno de los miembros más conservadores del parlamento estatal, aseguró que el racismo sistémico en el país “es una mentira malvada” de este movimiento.

Un senador republicano de Nueva Jersey catalogó este fin de semana de “marxista” al movimiento Black Lives Matter, que busca luchar contra la brutalidad policial y la violencia racial.

Se trata de Michael Doherty, uno de los miembros más conservadores del Congreso estatal, que suele ser noticia por sus dichos polémicos, que buscan generar división y enojo de parte de sus detractores.

En su alocución, el parlamentario aseguró que el racismo estructural y sistémico, tantas veces denunciado por las personas de color y las minorías en general, no existe, ya que se trata de “una mentira malvada” de los afroamericanos.

“¿Es racismo sistémico cuando un afroamericano, Barrack Obama, es elegido dos veces como presidente? ¿Es racismo sistémico proporcionar atención médica gratuita y financiada por los ciudadanos a cualquier persona que no pueda pagarla, independientemente de su raza?”, se preguntó, irónicamente.

“¿Es racismo sistémico proporcionar cupones de alimentos gratuitos y financiados por los contribuyentes para aquellos que no pueden pagar los alimentos, independientemente de la raza?”, siguió.

Además, se pronunció en sintonía con las denuncias del presidente Donald Trump sobre la aspereza de algunos manifestantes en las protestas contra la violencia racial, como ocurrió en Portland, Kenosha y Minneapolis, ciudades en las que se observaron disturbios importantes en los últimos meses.

“El 2020 ha sido un año muy perturbador. Quizás el acontecimiento más perturbador ha sido el ataque a las fuerzas del orden público y los llamados a retirar fondos a la Policía”, criticó.

“El movimiento Black Lives Matter, que pide desfinanciar a la Policía, es una organización marxista que ha quemado ciudades, iglesias y ha aterrorizado a miles de ciudadanos estadounidenses”, disparó.

“Debemos tener el coraje de oponernos a estas acusaciones malvadas e infundadas”, cerró.

Comentarios como el de Doherty, un acérrimo opositor al gobernador Phil Murphy, obligaron a la vicegobernadora Sheila Oliver a aclarar que desde su Gobierno “nunca le quitarán fondos” a la Policía, en un acto que realizó ante miembros de las fuerzas de seguridad.

“Quiero compartirles un mensaje: los necesitamos, los apreciamos y queremos que sepan que nunca les retiraremos fondos”, dijo Oliver, que es afroamericana y apoya al movimiento Black Lives Matter.

Translate »