Un oficial de policía de Pensilvania enfrenta cuatro cargos federales por estar involucrado en los disturbios del Capitolio

Foto: United State District Court Handout

Joseph Fischer, de 55 años, oficial del Departamento de Policía del municipio de North Cornwall, fue acusado luego de publicar un video en Facebook donde se lo ve entrando al Capitolio y sosteniendo un “encuentro físico” con un agente de policía

Un oficial de policía de Pensilvania enfrenta cuatro cargos federales después que las autoridades lo identificaran en un video que publicó en Facebook, donde se lo observa ingresando al Capitolio y gritando e insultando contra una barrera policial.

Por este hecho, Joseph Fischer, de 55 años, oficial del Departamento de Policía del municipio de North Cornwall, está acusado de obstrucción de la aplicación de la ley, entrada ilegal a un edificio restringido, obstrucción del Congreso y conducta violenta en el Capitolio.

De acuerdo con los documentos judiciales, Fischer fue detectado en las grabaciones de la cámara corporal de un oficial de policía que intentaba expulsar a los manifestantes del edificio. Durante los disturbios, el agente cayó al suelo y Fischer dijo : “Soy policía, soy policía”.

Según el reporte de los fiscales, al día siguiente Fisher escribió en Facebook que ocurrió “una destrucción menor y algunas cosas fueron robadas”, aunque todo estaba “en un 98% de paz”.  

En la publicación,  también hizo referencia a que “empujamos a la policía unos 25 pies hacia atrás… era necesaria la entrada para enviar un mensaje de que nosotros, la gente, tenemos el poder real”.

Asimismo, Fisher manifestó en un mensaje por la red social que “puede que necesite un nuevo trabajo”. Sin embargo, dijo que “no se arrepiente” porque “si ese es el precio que tengo que pagar para expresar mi libertad y las libertades con las que nací, entonces debe ser el precio”.

La situación que enfrenta Fisher no es aislada, debido a que seis policías del Capitolio también fueron suspendidos y otros 29 son investigados por el asalto al edificio que dejó un saldo de cinco muertos. Asimismo, alrededor de 230 personas han sido acusadas por el Departamento de Justicia por estar involucradas en el incidente.

Translate »