Un juez de Pensilvania desestimó un reclamo de restaurantes para levantar las restricciones de comidas en interiores

Foto: Flickr Caribb

La orden negó la solicitud de dos propietarios y una asociación comercial de restaurantes del área de Hershey, que estaban en contra de la prohibición porque “violaba sus derechos constitucionales”.

El juez del distrito de Harrisburg, Christopher Conner, rechazó un reclamo judicial que buscaba revertir la orden de prohibición de actividades en interiores de restaurantes, gimnasios y casinos que estableció el gobernador Tom Wolf hasta el 4 de enero para intentar detener la propagación del COVID-19

De acuerdo con el dictamen de Conner, las restricciones impuestas por el estado están “suficientemente vinculadas a los objetivos declarados de salud pública” y remarcó que durante una emergencia sanitaria los derechos individuales no pueden imponerse por encima de la seguridad de la población en general.

Los demandantes justificaron que no había diferencia entre los establecimientos de comidas que debían permanecer cerrados y otros espacios como centros comerciales y tiendas que sí están en funcionamiento. Sin embargo, esa creencia fue desestimada por el juez, debido a la necesidad de quitarse las máscaras protectoras al comer o beber y las interacciones más cercanas y sostenidas en los restaurantes.

Asimismo, la petición de los propietarios no presentó un argumento científico que invalidara la efectividad del enmascaramiento para mitigar la propagación del virus. En ese sentido, el estado no está en la obligación de respaldar su orden de cierre con datos matemáticos para cumplir con las demandas.

Pese a la compleja situación que se vive por la pandemia en el estado, con una tasa de positividad del 15,8% y 57.000 contagios en la última semana, algunos restaurantes se rehúsan a acatar la orden de mitigación. Por esta razón, el Departamento de Agricultura de Pensilvania ordenó el cierre de 40 restaurantes, ya que incumplieron la disposición.

Para intentar paliar el cierre de estos comercios, el gobernador Wolf pidió a la Asamblea General que apruebe 145 millones de dólares del Fondo de Seguridad de Compensación para Trabajadores en el Departamento de Seguros del estado para poder ayudar con subvenciones a restaurantes, bares, gimnasios y lugares de entretenimiento que fueron afectados por la crisis sanitaria.

Translate »