Un hombre podría enfrentar una pena de quince años de prisión por una amenaza de bomba falsa en el Aeropuerto Internacional de Lehigh Valley

Foto: Justice Ender - Flickr

Donald Thompson, de 43 años, llamó el 27 de mayo a la División de Operaciones del Aeropuerto, en un intento por bajar a su hija de un vuelo 

La fiscalía del distrito este de Pensilvania, informó que por el hecho Donald Thompson fue detenido el 9 de junio en Georgia y está acusado por cargos de transmitir maliciosamente información falsa sobre un explosivo, información falsa y engaños. Si es declarado culpable enfrentaría una sentencia máxima posible de quince años de prisión.

¿Qué sucedió?

Según el reporte judicial, el detenido contactó vía telefónica a las autoridades del aeropuerto y afirmó que su hija llevaba marihuana a un individuo en St. Croix (una isla del mar Caribe) a bordo de un vuelo de Delta.

Bajo de su argumento, Thompson solicitó a un representante supervisor de Delta que le suministrara información sobre su hija y detalles del viaje. La autoridad de la aerolínea negó la petición y el detenido preguntó si existía algún procedimiento para sacar a su hija del avión, alegando que contrabandeaba drogas.

El informe policial detalla que el representante de Delta respondió a Thompson que existía un protocolo, pero que no se podía compartir. Esta respuesta enfureció  al sujeto, quien dijo al supervisor de la aerolínea: “Te dije que había una bomba en el avión” para luego finalizar la llamada.

La alerta de Thompson, desencadenó un operativo por parte de fuerzas del orden y la seguridad del aeropuerto para desembarcar a los pasajeros y la tripulación que estaban en el avión sobre la pista de vuelo.

Posteriormente, un equipo de búsqueda examinó el avión, pero no  encontraron drogas ni bombas en el mismo. La persona que Thompson señaló como su hija tampoco portaba nada sospechoso.

“Como resultado de la supuesta conducta de este acusado, los recursos de las fuerzas del orden se desviaron para responder a lo que ellos creían que era una amenaza inminente y aterradora para todos en el avión y en el aeropuerto”, informó la fiscal federal de Pensilvania, Jennifer Williams  en un comunicado.  

“Como ejemplifica este caso, las amenazas de bomba, incluso amenazas de bomba engañosas como la que supuestamente hizo este acusado, no son motivo de risa; son delitos federales con graves consecuencias”, destacó la fiscal Williams.

Thompson tiene programada una audiencia de detención para el 14 de junio en el Distrito Norte de Georgia y luego comparecerá ante el Distrito Este de Pensilvania para enfrentar los cargos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »