Un hombre inició un tiroteo a las afueras de la catedral de Manhattan y la policía le disparó fatalmente

Foto: Jeenah Moon / Reuters

El hecho se registró el domingo por la tarde en las escaleras del reconocido santuario ubicado en West 112st Street y Amsterdam Avenue, tras concluir una ceremonia navideña. 

El Departamento de Policía de Nueva York informó que hirió fatalmente a un hombre después de que inició una balacera en la entrada de la Catedral de San Juan el Divino, ubicada en el barrio Morningside Heights.

Según los reportes oficiales, el tirador vestía una chaqueta, pantalones negros, una gorra de beisbol blanca, un protector facial y llevaba un bolso en la espalda. La balacera comenzó poco después que terminara un concierto con villancicos navideños en las escaleras de la iglesia.

De acuerdo con el comisionado de policía, Dermot Shea, el pistolero tenía un “largo historial criminal” y portaba en su mochila “una lata llena de gasolina, cuerda, alambre, varios cuchillos, una Biblia y cinta”, junto a dos pistolas que fueron recuperadas en el lugar del suceso.

Foto: Jeenah Moon / Reuters

El concejal de la ciudad, Mark Levine, señaló que el sujeto trepó por el andamio de la catedral y empezó a disparar “indiscriminadamente al aire”, mientras desafiaba a los oficiales. “Gritaba que quería que lo mataran”, detalló el funcionario en sus redes sociales.

Las fuentes policiales detallaron que tres uniformados que custodiaban el centro religioso neutralizaron al sospechoso con un disparo en la cabeza, quien posteriormente fue trasladado y declarado muerto en el Hospital Mount Sinai Morningside. “Así que es por la gracia de Dios que hoy no tenemos a nadie herido”, dijo el comisionado Shea.

Debido a la situación de alarma, se generó un amplio operativo policial para evacuar a las personas que se refugiaron dentro de la iglesia. Además, la zona fue acordonada por un gran número de patrullas y oficiales.

La iglesia dijo en un comunicado que “es horrible que el obsequio de nuestro coro a la ciudad de Nueva York, una tarde de canto y unidad muy necesaria, se haya visto interrumpido por este impactante acto de violencia”.

El lamentable incidente ocurrió durante el primer evento público que desarrollaba la catedral desde que inició la pandemia en la ciudad de Nueva York.

Translate »