Un hombre de Pensilvania es parte de los cuatro fallecidos que dejó la incursión violenta al Congreso

Foto : Press Enterprise/Keith Haupt

Benjamin Philips, residente de Pensilvania de 50 años, fue una de las cuatro personas que perdió la vida en medio de los hechos violentos que se suscitaron en la sede del Capitolio.

El Departamento de Policía Metropolitana de Washington, DC informó que el hombre -que era un fiel seguidor del presidente saliente Donald Trump– murió de un derrame cerebral debido a una “aparente emergencia médica” durante los incidentes en el Congreso.

De acuerdo con Philadelphia Inquirer, Philips era programador de computadoras y fundador de la red social “Trumparoo“, que lleva el nombre de un canguro de peluche que se parece al presidente Trump. Además, aseguraron que fue uno de los organizadores de un grupo de simpatizantes republicanos que se presentó en Washington el miércoles.

El deceso de Philips se suma a la muerte de Ashli Babbitt -de 35 años- una ex militar que vivía en el sur de California y fue baleada por la policía del Capitolio de un disparo en el pecho. A su vez, se reportó el fallecimiento de un hombre (55) de Alabama y de una mujer (34) de Georgia por emergencias médicas, aunque no se revelaron detalles de la causa de sus muertes.

El balance de las autoridades policiales señala que los acontecimientos dejaron un saldo de 68 personas arrestadas, entre ellas varias de Pensilvania, incluyendo dos por cargos de entrada ilegal y una por posesión de arma prohibida. Por parte del operativo de seguridad, informaron que 50 policías del Capitolio resultaron heridos.

Susan Gladfelter, una ciudadana del condado de Bucks de 65 años, reveló que asistió a la capital para participar en el mitin de Trump alrededor del Capitolio como integrante del viaje organizado por Philips.

Según relató la simpatizante a The Morning Call, todo iba bien hasta el momento en que una persona dio la orden a través de un megáfono de “asaltar el edificio” del Capitolio.

“Apoyo totalmente al presidente Trump, pero estas personas eran extremistas. Estas personas simplemente no eran patriotas. Eran infractores de la ley y ese no era el propósito de ayer”, expresó Gladfelter.

Después que fue impuesto un toque de queda, se restauró el orden en la capital y el Congreso certificó finalmente la victoria electoral de Biden. Sin embargo, pese a que la situación permanece controlada, distintos representantes políticos solicitaron al vicepresidente Mike Pence que invoque la Enmienda 25 para destituir a Donald Trump por instigar los hechos de violencia con su discurso de fraude electoral.

Translate »