Un estudio revela que las personas de mayores ingresos en Nueva York consideran mudarse fuera de la ciudad por el costo y calidad de vida

Foto: Flickr

El sondeo se realizó a 782 personas con ingresos superiores a los 100.000 dólares, quienes consideraron un cambio de residencia por desmejoras en la calidad de vida y una lejana vuelta a la normalidad frente al COVID-19.

Una encuesta que efectuó el Instituto de Investigación de Siena College y el Instituto Manhattan (MI) encontró que un 44% de los encuestados ha considerado abandonar la Gran Manzana durante los últimos cuatro meses debido a la pandemia, mientras que un 69% refirió el aumento del costo de la vida como justificación para abandonar la ciudad.

El autor de la investigación y director de política estatal de MI, Michael Hendrix, advirtió sobre los riesgos que implica la partida de quienes devengan mayores ingresos y aseguró que “los residentes que ganan 100.000 o más representan el 80% de los ingresos fiscales de la ciudad de Nueva York, lo que hace que el gobierno local sea vulnerable a la erosión de la base impositiva”.

El estudio muestra que 4 de cada 10 personas consultadas manifestaron que la calidad de vida en la ciudad en este momento es “excelente o buena”, una apreciación que descendió un 79% en comparación con la opinión positiva que predominaba previo a la crisis del COVID-19.

En ese sentido, 7 de cada 10 encuestados opinaron que el retorno a la normalidad está distante y “llevará más de un año”, mientras que un 53% desarrolla trabajos desde casa y un 21% está inactivo, aunque la encuesta detalla que el sector “desempleado” pueden estar integrado por jubilados, ricos que trabajan independientes o personas que reciben ingresos pasivos.

De acuerdo con el sondeo, el hecho de no poder trabajar desde sus hogares en medio de la crisis sanitaria y los cambios que ha implicado un nuevo estilo de vida, obligó a una docena de personas que ganan más de 100.000 dólares a salir de Nueva York.

En cuanto a las opiniones por sector político, el 62% de los demócratas encuestados consideraron que la ciudad avanza bien frente a la crisis, pero un 72% de los republicanos valoró negativamente el progreso de la región. Cabe aclarar que la encuesta tiene un margen de error de 4 puntos porcentuales.

Aunque el estado mantiene una tasa de infección por COVID-19 inferior al 1% y lidera las estadísticas de control y propagación del virus en todo el país, el presidente Donald Trump acusó al gobernador Andrew Cuomo y al alcalde Bill de Blasio de “destruir” la ciudad por su manejo de la reapertura comercial en medio de la pandemia. 

Asimismo, el mandatario nacional arremetió contra el gobernador demócrata a quien culpó de haber “perdido completamente el control” de la ciudad, lo que calificó de “¡Triste!”, debido a la creciente migración de residentes del estado que se están mudando a Florida en busca de mejores condiciones de vida.

Respecto a la huida de capitales en la ciudad, el alcalde Bill de Blasio llamó a “cobrar impuestos a los ricos”. Según la organización Empire Center, las personas con mayores ingresos de Nueva York pagan el 43% de los impuestos sobre la renta de la ciudad y el 51% del estado.

Translate »