Un estudio revela que el uso de mascarilla reduce el desarrollo de síntomas graves de Coronavirus

Foto: Gustavo Fring / Pexels

Los expertos indicaron que los protectores faciales permiten que una persona inhale menos partículas del virus en caso de contagiarse, lo que da mayores posibilidades al sistema inmunológico de combatir la enfermedad.

Un estudio publicado por The Journal of General Internal Medicine descubrió que el uso de mascarillas puede ofrecerle al sistema inmunológico de las personas una mayor protección contra el COVID-19 en caso de contagios, debido a que reduce la aspiración de carga viral y la manifestación de los síntomas sería más leve.

Una teoría de los investigadores estima que un 40% de las personas contagiadas por Coronavirus no presenta algún síntoma, aunque fue validado que en los casos donde las personas portaban máscaras, el número de casos asintomáticos se incrementó por encima del 90%.

El artículo hace referencia a 124 trabajadores que dieron positivo por COVID-19 en una planta de procesamiento de productos del mar en Oregon donde el uso de protector facial era obligatorio. Los resultados concluyeron que un 95% de los empleados no tuvo síntomas de la enfermedad.

La misma situación se presentó durante un crucero argentino en marzo, donde 128 personas de las 217 a bordo fueron diagnosticadas positivas por Coronavirus. Cuando fue identificado el primer paciente, a toda la tripulación y los pasajeros se les suministraron máscaras de protección. Posteriormente, solo un 81% manifestó algún síntoma.

La evidencia virológica, epidemiológica y ecológica de esta investigación da dos razones probables que justifican la efectividad de las máscaras: previene la propagación de partículas virales entre casos asintomáticos, y la inhalación de gotículas del virus a las que está expuesta una persona que usa máscara resultará en una enfermedad más leve.

Luego de varios meses en los que la Organización Mundial de la Salud (OMS) insistió en que el COVID- 19 podía transmitirse a través de gotículas emitidas cuando las personas tosen o estornudan, ahora se han pronunciado con una nueva tesis que plantea la hipótesis de que el virus flota en el aire.

Asimismo, el director general de la organización, Tedros Adhanom Gheb, declaró que “las máscaras, por sí solas, no protegen del COVID-19”, y la mejor defensa para cada país es “encontrar, aislar, realizar pruebas y cuidar cada caso”.

El Doctor Anthony Fauci, referente sanitario en la lucha contra el Coronavirus en el país, también ha defendido el uso masivo de mascarillas aunque “no son 100 por ciento protectoras”, pero sí “previenen y protegen”.

En esa dirección, la Asociación Americana de Colegios Médicos considera que se debe establecer como un protocolo nacional fundamental de reapertura en Estados Unidos.

El estudio refiere que países como Japón, Hong Kong, Taiwán, Tailandia, Corea del Sur, Singapur y República Checa, que han adoptado el uso de la máscara de manera estricta, presentan bajos índices de contagio y fallecidos. Incluso cuando se han manifestado rebrotes en estas naciones, la tasa de letalidad se ha mantenido baja.

Translate »