Un estudio muestra que los inmigrantes en la ciudad de Nueva York son la población con la tasa de vacunación más baja

Foto: Michael M. Santiago - Getty Images

Dentro de una población de 8,3 millones de personas, 3 millones de habitantes son inmigrantes 

The New York Times reveló datos de una investigación realizada este mes en la capital del estado que muestra que entre 115 personas inmigrantes consultadas sobre el proceso de inmunización, solo 8 confirmaron haber recibido una dosis de la vacuna contra el COVID-19 desde que inició la distribución.

Según el estudio, los entrevistados justificaron dificultades para concertar una cita, preocupaciones sobre posibles efectos secundarios del antídoto, temor de exposición de datos personales a inmigración y aduanas, así como desinformación sobre el proceso de vacunación y falta de tiempo como factores predominantes que complican el acceso a la vacuna.

Datos de la ciudad también muestran que esta tendencia se mantiene al comparar las tasas de vacunación entre zonas residenciales ricas y áreas más pobres donde se han registrado una mayor tasa de fallecidos por la enfermedad.

Hasta la semana pasada, menos del 5% de la población inmigrante en el barrio de Corona en Nueva York había recibido una vacuna en comparación con una zona de mayores ingresos como Upper East Side de Manhattan, donde el porcentaje de administración del antídoto alcanzó 28%.

Hasta el 26 de febrero, la oficina del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, informó que se habían administrado más de 1. 676.000 vacunas en total.

El alcalde ha dicho que el estado de Nueva York recibe una dotación promedio de 300.000 dosis por semana, pero solo la Gran Manzana demanda medio millón de dosis en el mismo periodo para poder alcanzar la meta de vacunar completamente a 5 millones de neoyorquinos para junio.

Debido a las brechas que han surgido con el proceso de vacunación en sectores marginados, el gobernador Andrew Cuomo ha fijado algunas estrategias para intentar una distribución equitativa del antídoto.

Parte de esas acciones, incluyen la activación de dos centros de vacunación en Medgar Evers College, Brooklyn, y en York College en Queens que se enfocan en las  “comunidades desatendidas”.

Estas instalaciones se suman a la habilitación del Yankee Stadium como el primer sitio de vacunación masiva que tiene como objetivo inmunizar a la comunidad afroamericana y latina en la Gran Manzana.

“Continuaremos priorizando la equidad social y la justicia y haremos todo lo posible para garantizar que todos los neoyorquinos, independientemente de su raza, origen o lugar de residencia, se vacunen”, resaltó Cuomo recientemente.

Translate »