Trump visitó Kenosha y celebró el accionar de la Policía y la Guardia Nacional

Foto: AFP

El presidente viajó a la ciudad de Wisconsin, foco nacional de las protestas en las últimas semanas luego de la balacera que sufrió Jacob Blake. “Las protestas que se vieron aquí son actos de terrorismo doméstico”, calificó.

El presidente Donald Trump visitó este martes la ciudad de Kenosha, donde se desataron en las últimas semanas graves protestas tras la balacera que sufrió Jacob Blake en esa ciudad.

Entre las consecuencias se incluyen dos manifestantes asesinados por el partidario republicano Kyle Rittenhouse, que los acribilló a balazos durante los disturbios con un fusil de asalto. El adolescente de 17 años, que asistió a un mitin de Trump en enero, fue defendido por el presidente en la previa de su viaje, que también alabó a la Policía y la Guardia Nacional.

En su discurso de este martes, Trump reiteró sus elogios a las fuerzas de seguridad, de quienes destacó que debido a su accionar se pudo mantener “la ley y el orden” en la región, una frase que ha sido su lema en las últimas semanas cuando le consultan sobre la creciente violencia racial que vive el país.

“No estaríamos aquí sin nuestras fuerzas de orden público. Ellos apagaron la llama de la violencia inmediatamente. Gracias a ellos, yo me siento seguro. Apoyo fuertemente el uso de estas fuerzas en otras ciudades”, elogió.

El mandatario también reiteró sus críticas a los manifestantes que participaron de las protestas, aunque generalizó y sostuvo que los que participaron generaron saqueos y destrucción, pese a que solo fueron algunos de los involucrados.

“Son multitudes violentas, que dañaron o demolieron al menos 25 negocios, quemaron edificios públicos y lanzaron ladrillos a los oficiales de policía”, enumeró, y luego señaló que “no son actos de protesta pacífica, sino de terrorismo doméstico”.

El mismo día que el presidente visitó Kenosha, los familiares de Jacob Blake realizaron una “celebración comunitaria” en el sitio donde la víctima recibió los disparos por parte de uno de los agentes de la Policía de Wisconsin.

Pese a este evento de conocimiento público, Trump no visitó a la familia de Blake ni les brindó su apoyo. De hecho, generó que se produzca un amplio despliegue en la zona para garantizar su seguridad: tanques, helicópteros y oficiales con armas de asalto de última tecnología se movilizaron por la ciudad, lo que no hizo más que alimentar el odio de los manifestantes.

De hecho, diversas autoridades locales se expresaron en contra de la visita del presidente, entre los cuales se encuentra el alcalde de Kenosha y el vicegobernador de Wisconsin, Mandela Barnes.


Translate »