Trump visitó el suroeste de Pensilvania y dijo que Biden “acabará con todo el empleo de la industria” en la región

Foto: AP

El presidente viajó a Latrobe, en las afueras de Pittsburgh, una región cercana a la que visitó su rival demócrata el pasado lunes y que se estima que será clave para obtener los electores del estado.

El presidente Donald Trump viajó este jueves al suroeste de Pensilvania, una región que se estima que será clave para obtener los electores del estado en las elecciones de noviembre y que también fue visitada por Joe Biden el pasado lunes.

En aquella oportunidad, el demócrata se presentó en Pittsburgh, mientras que este jueves el republicano lo hizo en Latrobe, a menos de 100 millas de la ciudad más importante de la zona.

La economía de la región se basa esencialmente en la industria de gas natural, que dota de trabajo a miles de personas; por eso, no sorprendió que Trump aproveche esa situación y lleve un mensaje de temor para el sector en el caso de que Biden sea elegido presidente.

Esto no es algo novedoso en su campaña; de hecho, el presidente ha venido afirmando en las últimas semanas que su rival se propondrá prohibir en su totalidad el fracking (un método de extracción que es denunciado por ambientalistas debido a su impacto natural), cuando en realidad Biden ha aclarado en repetidas oportunidades que solo quiere hacerlo en terrenos públicos.

Sin embargo, Trump continuó repitiendo ese tipo de expresiones este jueves, e inclusive fue por más y afirmó que el candidato demócrata “quiere ceder esos trabajos a China”, por lo que “acabaría con toda la industria” de la zona.

De la misma forma, también criticó al gobernador del estado, Tom Wolf, por mantener “cerrada” la economía, pese a que la misma mantiene pocas restricciones en general, como la capacidad en el interior de bares y restaurantes y los eventos masivos. De hecho, la propia coordinadora de la pandemia del presidente, Deborah Birx, admitió este jueves que Wolf ha realizado un trabajo “notable” ante el Coronavirus.

Además, se volvió a pronunciar a favor de una estrategia totalmente ilegal: la doble votación. En su discurso -que duró aproximadamente 90 minutos- Trump instó a sus seguidores a que, en el caso de que voten por correo, concurran igualmente a las urnas para asegurarse de que su voto es válido, pese a que eso no está permitido en la legislación estadounidense.

Por último, anunció que volverá a visitar la misma región la próxima semana, cuando viaje a Shanksville -a una hora de Latrobe- para conmemorar los atentados del 11 de septiembre de 2001. En esa ciudad se estrelló uno de los cuatro aviones que formaron parte del atentado (otros dos impactaron contra las Torres Gemelas y el tercero lo hizo en el Pentágono).

Lo curioso es que también Biden ha anunciado que viajará al mismo lugar en la misma fecha, lo que demuestra la importancia que ambos le otorgan al estado de cara a las próximas elecciones.

Translate »