Trump señala que los demócratas Schumer y Pelosi quieren “hacer un trato” tras su anuncio del paquete de alivio económico por COVID-19

Foto: Tom Williams

El mandatario manifestó a través de su cuenta de Twitter que ambos legisladores ahora plantean un acuerdo sobre el plan de asistencia financiera para la población que él mismo decretó sin aprobación del Senado.

La falta de un acuerdo entre los legisladores del Congreso para definir un nuevo paquete de alivio por COVID-19, después de su vencimiento el 31 de julio, impulsó al presidente Donald Trump a decretar un nuevo paquete de estímulo sobre el cual ahora la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de los demócratas, Chuck Schumer “quieren hacer un trato”.

“¿Dónde han estado durante las últimas 4 semanas cuando eran de línea dura, y solo querían dinero para el rescate para los estados y ciudades controlados por los demócratas que están fracasando gravemente?. ¡Ellos conocen mi número de teléfono!”, escribió el mandatario en su cuenta twitter.

La acción que Trump tomó unilateralmente, sin el consentimiento del Senado, derivó en un programa que contempla el  pago de asistencia por desempleo de 400 dólares semanales, así como recortes de impuestos sobre la nómina hasta el 31 de diciembre, moratorias de desalojo y préstamos para estudiantes con tasas de interés del 0%.

Sin embargo, las medidas del mandatario fueron consideradas por el demócrata Chuck Schumer como “risibles” y enfatizó que Trump “no respeta al pueblo estadounidense”, porque -según el legislador- las negociaciones con los republicanos incluían una propuesta para recortar un billón de dólares para llegar a un acuerdo. “¿Sabes lo que dijeron? Absolutamente no”, exclamó Schumer.

Por su parte, Nancy Pelosi describió las medidas presidenciales como “basura constitucional” y “una ilusión” porque justificó que la promesa del presidente de pagar el impuesto sobre la nómina “socavará el Seguro Social y Medicare”. Mientras que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, fue otro de los que calificó como “ridícula” la orden de Trump sobre los pagos federales por desempleo.

Desde la otra vereda, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, escribió en su cuenta twitter que ambos legisladores “tuvieron múltiples posibilidades de actuar y eligieron jugar a la política y decir ‘no’”.

Aunque el presidente Trump dijo que el pago del nuevo beneficio de 400 dólares se “distribuiría rápidamente”, la ejecución de esa medida en la práctica está sujeta a una variable muy confusa. La pandemia ha generado a los estados un déficit presupuestario y el programa de pagos semanales del beneficio por desempleo los obligarían a cubrir un 25% del costo, mientras que el 75% restante lo manejaría el gobierno federal.

Translate »