Trump se resguardó en el búnker de seguridad de la Casa Blanca

Foto: AP -Evan Vucci

Este domingo en la noche, el perímetro de la Casa Blanca se vio amenazado debido a las fuertes protestas que se desarrollaron frente a la residencia presidencial, una situación que obligó al servicio secreto a custodiar al mandatario en el búnker de seguridad

El escenario de confrontación frente a la Casa Blanca estuvo tan tenso que el presidente Donald Trump fue ingresado a uno de los búnkers por un breve periodo de tiempo y las luces del palacio presidencial se apagaron por primera vez desde 1889.

El toque de queda que rige en Washington, no limitó las acciones de los manifestantes.  La situación de alarma en las inmediaciones de la Casa Blanca, activó el protocolo de seguridad de los francotiradores en la azotea, una situación que pudo tornarse más delicada de lo que fue, en caso de romperse el cerco de seguridad.

La manifestación que inició pacíficamente en contra del  racismo en las inmediaciones de la residencia presidencial, se tornó en un ambiente de confrontación, debido a que los manifestantes comenzaron a arrojar piedras hacia la mansión y agitaban las barreras policiales. El espiral de violencia aumentó, lo que desencadenó en enfrentamientos con las autoridades e incendios.

En torno a toda esta situación, la etiqueta #BunkerBoy (‘chico de búnker’, en español),  se volvió  tendencia en Twitter, luego de que se dio a conocer que Donald Trump debió refugiarse en un búnker por las fuertes protestas.

En medio de todo este ambiente, el presidente ha decidido alzar el tono a través de la red social twitter, donde recientemente ha publicado mensajes cortos como: “Ley y orden”, “Anarquistas, los estamos viendo” y “Los Estados Unidos de América designarán a ANTIFA como una organización terrorista”.

En este contexto, el devenir de los acontecimientos en los próximos días en la nación norteamericana, es incierto. La muerte de George Floyd ha encendido la llama de un descontento que la población había contenido durante mucho tiempo en torno al racismo y la brutalidad policial.

A pesar de la sombra latente del Coronavirus que ha cobrado la vida de más de 100 mil personas en Estados Unidos,  para las personas que se han volcado a las calles, esto ha pasado a segundo plano, mientras unos piden libertad y justicia, otros aprovechan para saquear y descargar su ira.

Translate »