Trump reemplaza a un director de su campaña tras el fracaso del acto en Tulsa

Foto: USA Today

Luego de la poca cantidad de gente que asistió al mitin en Oklahoma, el presidente decidió reubicar al director de operaciones Michael Glassner y colocar en su puesto a Jeff DeWit, que había tenido ese rol en la carrera presidencial de 2016.

El presidente Donald Trump decidió reemplazar al director de operaciones de su campaña, Michael Glassner, y ubicar en su lugar a Jeff DeWit, que había estado encargado de ese rol cuando el actual mandatario se postuló a la presidencia en 2016.

Según las primeras informaciones, el reemplazo de Glassner -que será reubicado en otra función- se da, entre otros motivos, por el rotundo fracaso que significó la poca cantidad de público que asistió al mitin de Tulsa, en Oklahoma.

En ese acto, en el cual el jefe de Estado esperaba dar una muestra de fortaleza ante un recinto lleno y, finalmente, las bandejas superiores estuvieron totalmente vacías. Más tarde, se supo que todo formó parte de un boicot organizado por usuarios de la red social Tik-Tok, que reservaron asientos para el evento y luego no asistieron.

Tras esa situación, el presidente creyó necesario brindar un mensaje a los trabajadores de su campaña y relevó de su puesto a Glassner, pese a que “no cometió muchos errores en Tulsa», según una fuente a la que accedió el portal Axios, que informó la noticia.

“Él hizo lo que siempre había hecho, pero sabía que recibiría un castigo por esto. Era un área que estaba bajo su vigilancia”, señaló esa persona, que graficó la situación con una analogía clara: “una cabeza tenía que rodar, y él fue el hombre desafortunado al cual le tocó ese rol”.

En su lugar, Trump colocó a Jeff DeWit, quien ya había tenido esa función en la anterior campaña presidencial de Trump. Más tarde, en 2018, el presidente lo eligió para que sea director financiero de la NASA, aunque también lo relevó de ese puesto a inicios del presente año.

Según informó Axios, DeWit en realidad fue elegido por Jared Kushner, la mano derecha del presidente y esposo de Ivanka, una de sus hijas. De acuerdo a la información, Kushner venía hablando hace unas semanas con el flamante director de operaciones y el fracaso de Tulsa no hizo más que acelerar los tiempos para el cambio de roles.

Tras la novedad publicada por el portal, el director de comunicaciones de la campaña, Tim Murtaugh, negó que la reubicación de Glassner sea “una reacción a Tulsa”, y aseguró que el anterior director de operaciones seguirá cumpliendo “un papel a largo plazo” dentro de la campaña.

«Es uno de los miembros fundadores del Equipo Trump y su dedicación al éxito de la campaña del presidente no tiene comparación», indicó Murtaugh.

Translate »