Trump no se compromete a entregar el mando si pierde las elecciones: “Veremos qué sucede”

Foto: Flickr

El mandatario puso el foco nuevamente en el voto por correo, que será masivo en los comicios. “Las papeletas son un desastre”, criticó, y dio a entender de que es la única manera de que Biden triunfe.

El presidente Donald Trump no se comprometió a entregar pacíficamente el poder en el caso de que pierda las elecciones ante Joe Biden, en un contexto de creciente tensión a medida que se acercan los comicios del 3 de noviembre.

Cuando fue consultado este miércoles al respecto, el jefe de Estado dijo que tendrá que ver “qué sucede”, y puso el foco en los votos a distancia, que se estima que serán masivos debido a la pandemia del Coronavirus.

En reiteradas oportunidades, Trump ha afirmado que ese tipo de sufragio posibilita el fraude, algo que no ha sido comprobado ni mucho menos hasta el momento. Sin embargo, el mandatario se vale de esa carta para seguir poniendo en duda la legitimidad de los próximos comicios, que lo muestran por debajo de Joe Biden en todas las encuestas previas.

“Me he estado quejando muy fuerte de las papeletas en el último tiempo. Son un desastre”, afirmó, en una rueda de prensa celebrada en la Casa Blanca.

Además, dio a entender de que la única manera en la que Biden puede vencerlo es mediante este sistema de votación, y dijo que “los demócratas lo saben mejor que nadie”.

“Deshazte de las papeletas y tendrás una elección muy pacífica. Es más, no habrá transferencia de poder, sino una continuación”, deslizó.

De esta manera, se vuelve a poner sobre la mesa una cuestión clave, ya que si desconoce a Biden como ganador, todo podría acabar en una batalla judicial que, en última instancia, será resuelto por la Corte Suprema de Justicia.

Este órgano, que mantuvo una relativa paridad entre conservadores (afines a los republicanos) y liberales (próximos a los demócratas) en los últimos tiempos, podría tener una mayoría 6-3 afín a Trump cuando se deba tomar esa hipótetica decisión trascendental para definir al próximo presidente.

Esto sucederá si se nombra al reemplazante de Ruth Ginsburg -que falleció la semana pasada- antes de las elecciones, algo que parece que ocurrirá por las últimas declaraciones de Trump y la mayoría que tienen los republicanos en el Senado -todo coordinado bajo el liderazgo de Mitch McConnell- que deberá confirmar la nominación del presidente.

Translate »