Trump no asistió a la audiencia en Pensilvania, pero dijo por teléfono que “tenemos que darle la vuelta a la elección”

Foto: Jonathan Ernst/Reuters

El actual mandatario había convocado una reunión con legisladores estatales republicanos, junto a su abogado Rudy Giuliani, para insistir sobre el tema de fraude electoral que ya fue desestimado por la Corte en el estado.

El Comité de Política de la Mayoría del Senado de Pensilvania sostuvo un encuentro con la campaña del presidente Trump en un hotel de Gettysburg este miércoles, donde se esperaba la presencia del mandatario con la intención de exponer “irregularidades” sobre los comicios. Sin embargo, el líder republicano no se presentó y realizó una llamada en la que reiteró acusaciones que han sido rechazadas por la vía judicial.

“Tenemos que dar la vuelta a las elecciones porque no hay duda de que tenemos todas las pruebas, tenemos todas las declaraciones juradas, solo necesitamos que un juez las escuche correctamente”, manifestó Trump en su contacto telefónico.

Este intento de los republicanos aparece pocos días después que un juez desestimó la denuncia de Trump por fraude en Pensilvania y sesgó sus posibilidades de discutir los resultados de las elecciones. “Argumentos legales tensos sin mérito y acusaciones especulativas no respaldadas por pruebas”, argumentó el magistrado Mathew Brann en su dictamen.

“Esta elección la perdieron los demócratas, hicieron trampa, fue una elección fraudulenta, inundaron el mercado, inundaron a todos con boletas y solo quiero agradecer a todos por estar allí. Este es un momento muy importante en la historia de nuestro país”, insistió el mandatario republicano.

De acuerdo con el recuento de The Associated Press, Joe Biden resultó electo presidente con 290 votos electorales frente a 232 que obtuvo el presidente Donald Trump, un contexto que le dificulta a la campaña republicana revertir ese resultado debido a que las autoridades electorales nacionales afirmaron que “no hay evidencia” de que las denuncias de Trump fueran ciertas.

A pesar de la última sentencia judicial, el equipo republicano presentó una apelación contra la decisión ante la Tercera Corte de Apelaciones de EE.UU. para que resuelvan una sentencia “cuanto antes” y poder elevar el proceso al Tribunal Supremo donde cuentan con mayoría de jueces.

Durante la audiencia de este miércoles, el abogado principal de Trump, Rudy Giuliani, manifestó que solicitará un fiscal especial para investigar a quienes participaron en los comicios del 3 de noviembre.

“Creo que tiene más que suficiente para decir que en esta elección los números no cuadran. Es fácil averiguar cuáles son las cifras correctas excluyendo los votos ilegales. De los votos honestos, el ganador de las elecciones“, expresó Giuliani.

A pesar de la batalla legal que emprendió Trump para impugnar los resultados electorales, sus intentos se desvanecen ya que ninguna causa judicial ha favorecido en mayor medida sus reclamos. En caso de continuar de esta manera, el 14 de diciembre el Colegio Electoral certificará a Joe Biden como presidente electo y asumirá el cargo el 20 de enero.

Ante este panorama, y con una transición presidencial demorada por la falta de reconocimiento de su derrota, Trump aprobó el inicio de la transferencia de poder, aunque todavía no reconoció la victoria de su adversario Joe Biden como el próximo Jefe de Estado.

Translate »