Trump insiste en reabrir las escuelas y dice que los niños “son prácticamente inmunes”

Foto: Flickr / Gage Skidmore

El mandatario justificó la idea de que los estudiantes se inclinen nuevamente por el modelo presencial, asegurando que los niños tienen poca probabilidad de contraer el COVID-19.

El presidente Donald Trump reiteró su pedido de retomar las actividades escolares en otoño, argumentando que los niños “son prácticamente inmunes” al COVID-19 y que la enfermedad “desaparecerá” pronto, aunque señaló que los maestros de mayor edad no deberían ir a la escuela “hasta que esto pase”.

“Esta cosa va por buen camino. Desaparecerá como desaparecen las cosas, y mi punto de vista es que las escuelas deberían reabrir”, afirmó Trump durante una entrevista, quien hace un mes amenazó al sector educativo nacional con recortarles los fondos en caso de no volver a las aulas en otoño. 

Las declaraciones del presidente surgen a medida que varios estados del país se preparan para reabrir las aulas con la aprobación y la guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC), que recomendaron adaptarse a los nuevos requerimientos sanitarios establecidos en caso de que opten por abrir sus puertas. 

Durante la entrevista, el mandatario reafirmó que el riesgo de los jóvenes ante el virus “no tiene un impacto en ellos”, porque “tienen un sistema inmunológico mejor”, aunque no validó su afirmación con una evidencia científica. “El hecho es que son prácticamente inmunes a este problema, y ​​tenemos que abrir nuestras escuelas”, aseveró.

Un estudio de la revista científica Science comprobó que, luego de rastrear a 5,700 pacientes con COVID-19, los niños menores de 10 años propagan el virus a la mitad de la tasa de adultos, pero aquellos que tienen entre 10 y 19 años lo transmiten a una tasa similar a la del resto de la población.

El escenario que se avecina ante un posible retorno presencial a las escuelas, en medio de un pandemia que ya alcanzó los 160 mil contagios y superó los 4.8 millones de casos en todo el país, ha generado posiciones encontradas. 

En el caso de Nueva Jersey, docentes y legisladores pidieron a las escuelas que permanezcan cerradas, aunque su solicitud difiere de la idea del gobernador Phil Murphy quien anticipó que las actividades escolares reanudarán en septiembre en todo el estado y las familias tendrán la potestad de decidir en caso que deseen que sus hijos continúen a distancia. 

Lo mismo ocurre en ciudades como Filadelfia, Pensilvania, donde el Distrito Escolar implementará un plan de estudio híbrido para retornar a clases el 2 de septiembre, que incluye recomendaciones sanitarias y de seguridad para volver a las aulas en medio de la pandemia del Coronavirus. 

A su vez, el gobernador Tom Wolf anticipó que invertirá 28 millones de dólares en la educación superior, para colaborar en la reapertura de universidades e institutos terciarios que también planean volver a funcionar con la llegada del otoño. 

Pese a la crisis sin precedentes que vive el país, el mandatario no admitió la gravedad del panorama actual y aseguró que la propagación del Coronavirus continúa extendiéndose en una “porción relativamente pequeña”, aunque un grupo de médicos exhortó al gobierno federal a revertir las medidas de reapertura para salvar 200 mil vidas estadounidenses antes del 1 de noviembre.

Translate »