Trump habilita la extracción de petróleo en el Ártico de Alaska

Foto: abc.es

La decisión fue aprobada por ambas cámaras legislativas y alcanza una zona costera en Alaska de más de 60,000 millas cuadradas.

La administración Trump está ajustando los detalles para permitir la subasta de contratos de extracción de hidrocarburos en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, una región que se encuentra bajo protección desde los últimos 50 años. 

Según David Bernhardt, Secretario del Interior, la venta de concesiones petroleras en la zona podría comenzar «desde este fin de año», precisó a The Wall Street Journal. La decisión llega luego de que el congreso autorizara en 2017, a petición de Trump, las actividades en el refugio. 

El plan de extracción estipula que la explotación se llevará a cabo principalmente en la costa y en el sector norte del territorio. Se estima una intervención de un 0,01% en la reserva con la construcción de las instalaciones petroleras, aunque el proyecto todavía no contempla que se realicen conducciones.

“Tengo un grado notable de confianza en que esto se puede hacer de una manera responsable, sostenible y respetuosa con el medio ambiente”, dijo Bernhardt. Sin embargo, la propuesta reconoce que existe un riesgo potencial alto de muertes de osos polares.

Frente a los posibles riesgos para el ecosistema, diversos grupos ambientalistas han luchado en los tribunales por impedir la llegada de las compañías petroleras al Ártico, advirtiendo los riesgos que supone para el medio ambiente.

El Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico tiene una extensión de 7,7 millones de hectáreas y se ubica al noreste de Alaska, limitando con el océano Ártico y con la región canadiense de Yukón. Es la reserva natural de mayor extensión en Estados Unidos y la más prístina.

Translate »