Trump enviará la policía federal y la Guardia Nacional a Kenosha por solicitud del gobernador

Las fuertes protestas que se han prolongado en la ciudad por tres noches consecutivas impulsaron la decisión del mandatario, tras la petición del gobernador de Wisconsin para restaurar el orden.

El presidente Donald Trump anunció el despliegue de la Guardia Nacional en Kenosha, Wisconsin, para sofocar la ola de violencia que se vive en la ciudad tras el hecho de brutalidad policial contra Jacob Blake y la muerte de dos personas en medio de un tiroteo la madrugada de este miércoles.

“NO apoyaremos el saqueo, los incendios provocados, la violencia y la anarquía en las calles estadounidenses”, “Mi equipo acaba de hablar por teléfono con el gobernador Evers, quien aceptó la asistencia federal. (¡Portland debería hacer lo mismo!)”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Desde la noche del domingo, la ciudad ha mantenido un toque de queda durante el horario nocturno para tratar de controlar las fuertes manifestaciones que han generado incendios a vehículos, destrozos a locales comerciales y vías públicas, pero la situación -lejos de calmarse- se ha intensificado.

El día martes el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, había informado que le ofrecieron al gobernador asistencia adicional con la Guardia Nacional para controlar la situación, pero el mandatario denegó la solicitud y solo decidió aumentar la presencia de la policía federal con 250 agentes.

Sin embargo, la muerte de dos personas la madrugada de este miércoles originó un cambio de opinión a nivel gubernamental, aceptando la propuesta del Gobierno Federal para reforzar el control de las protestas y restaurar el orden. Como respuesta de los asesinatos de este miércoles, se detuvo a Kyle Rittenhouse, de 17 años de edad, por su presunta responsabilidad en el hecho fatal que sesgó la vida de ambas víctimas.

En esa dirección, el Departamento de Policía de Antioch anunció la captura del implicado e informó el inicio de una denuncia penal contra “el sospechoso que huyó del estado de Wisconsin con la intención de evitar el enjuiciamiento por ese delito”.

Por su parte, el gobernador demócrata, Tony Evers, escribió a través de su cuenta Twitter: “No podemos permitir que las acciones de odio de unos pocos diseñadas para crear caos nos distraigan de nuestra búsqueda de un estado y un país más justos, equitativos y responsables para Jacob Blake y los muchos otros que merecen justicia”.

Translate »