Trump dijo que Fauci es “un idiota” y “un desastre” y amenazó con despedirlo

Foto: Getty Images

El mandatario elevó el tono de las críticas hacia el epidemiólogo, que lo había cuestionado más temprano por su manejo de la pandemia.

El presidente Donald Trump y el epidemiólogo Anthony Fauci protagonizaron este domingo y lunes uno de los momentos más controversiales de su tensa relación, que desde hace unos meses se desarrolla en malos términos debido a la pandemia del Coronavirus.

Durante los primeros meses, el mandatario y el referente sanitario mantenían un buen diálogo, y era frecuente ver al doctor en las conferencias de prensa junto a Trump.

Sin embargo, poco a poco comenzaron a producirse cortocircuitos entre ambos, ya que el infectólogo empezó a contradecir al presidente por su manejo de la pandemia, que priorizó la reapertura económica por sobre la seguridad sanitaria y las restricciones a la circulación.

Desde allí, fueron frecuentes los cruces públicos entre ambos, ya que Trump también criticó a Fauci por haber sugerido no usar barbijo a la población al inicio, una recomendación que también realizó la Organización Mundial de la Salud (OMS) a comienzo de año, por el temor de que el personal de salud se quedara sin este suministro esencial.

Esos constantes reproches mutuos llegaron a su pico este lunes, porque el presidente perdió la compostura y lo llamó de “idiota” y “desastre”, a la vez que amenazó con despedirlo del cargo de director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, un puesto que Fauci ocupa desde 1984 y que le permitió obtener el prestigio nacional del que aún goza.

“La gente está cansada de escucharlo a él y todos esos idiotas que se han equivocado. Cada vez que habla con la prensa es una bomba, pero sería una bomba más grande si lo despidiera”, amenazó el jefe de Estado.

“Fauci es una persona amable. Ha estado aquí durante los últimos 500 años, y cada una de las decisiones que tomó estuvo equivocada”, criticó, y siguió, en tono burlón: “Es un maravilloso mago que nos dice cómo hacer las cosas, pero si le hubiéramos hecho caso, tendríamos entre 500.000 y 800.000 muertes”, una cifra mucho mayor a los 200.000 decesos que actualmente tiene Estados Unidos.

El enojo de Trump tiene que ver con que este domingo el epidemiólogo también había tensado la soga de su relación con el jefe de Estado, ya que declaró que no le sorprendió “en absoluto” que el presidente se contagie de Coronavirus.

En concreto, Fauci apuntó contra el evento que habría desatado el brote entre Trump y su entorno: el acto de nominación de Amy Coney Barrett como posible jueza de la Corte Suprema de Justicia, que se realizó en el jardín de la Casa Blanca.

“Era una muchedumbre, no había distancia entre las personas y casi nadie usaba barbijo. El presidente se encontraba en una situación completamente precaria”, indicó.“Cuando lo vi por televisión, pensé ‘Dios mío, nada bueno puede salir de ahí, esto va a ser un problema’. Y luego, como era de esperar, se concluyó que fue un evento superpropragador”, afirmó.

Translate »