Trump dicta nuevas sanciones contra Cuba para que “los dólares estadounidenses no financien al régimen cubano”

Foto: REUTERS/ Tom Brenner

Las nuevas restricciones afectarán el sector turístico y las exportaciones de la isla. El mandatario aseguró que estas acciones son parte de la “lucha continua” que adelanta su Administración contra “la opresión comunista”.

El presidente Donald Trump establece nuevas sanciones contra la isla de Cuba que prohíben a los ciudadanos estadounidenses hospedarse en hoteles que sean propiedad del gobierno cubano, así como la importación de tabaco y alcohol, junto a otras medidas restrictivas.

“Los cambios restringen el alojamiento en ciertas propiedades en Cuba, la importación de licor y tabaco de origen cubano, la asistencia o la organización de reuniones profesionales o conferencias en Cuba y la participación en determinados eventos públicos”, precisó el Departamento del Tesoro.

La decisión de Donald Trump revierte parte de los acuerdos que había alcanzado el ex presidente Barack Obama durante su última gestión, los cuales significaron una importante apertura comercial para el sector turístico de Cuba.

En ese sentido, el actual mandatario aseguró que la medida de flexibilización que tuvo la gestión de Obama-Biden fue una “traición” contra el pueblo cubano y en su opinión se trató de un acuerdo “débil, patético y unilateral con la dictadura de Castro que enriqueció al régimen comunista”.

“Estas acciones asegurarán que los dólares estadounidenses no financien al régimen cubano y vayan directamente al pueblo cubano”, aseguró el mandatario durante un acto en la Casa Blanca, que fue presenciado con veteranos que participaron en 1961 en la fallida invasión de Cuba en la Bahía de Cochinos que intentó derrocar a Fidel Castro.

De acuerdo con el presidente de la organización del Consejo de Comercio y Economía entre Estados Unidos y Cuba, John S. Kavulich, la negativa para que ciudadanos estadounidenses puedan utilizar hoteles del gobierno cubano traerá como consecuencia una reducción de vuelos por turismo de Estados Unidos a Cuba y los traslados solo volverían a ser de cubano-estadounidenses que visitan a sus familias. 

A su vez, las sanciones de la Administración Trump contra Cuba también han alcanzado a empresas de Venezuela como PDVSA para impedir el envío de combustible a la isla.

A pesar de estar en plena carrera presidencial, al mandatario republicano no parecen importarles las repercusiones que pueda tener su decisión en una importante población de votantes cubanos que residen en Florida, lo que significaría una diferencia en la conquista de un estado clave para el 3 de noviembre.