Trump busca definir su campaña en Pensilvania y regresará el sábado para hacer tres paradas

Foto: Twitter @realDonaldTrump

A pocos días de su última visita a Lehigh Valley, el líder republicano enfatiza su campaña electoral en un estado que se proyecta como decisivo para los comicios.

En la recta final de la campaña electoral, Donald Trump apunta su mirada a un estado clave como Pensilvania y regresará este sábado con dos actos políticos, uno en Lehigh Valley y otro cerca de Pittsburgh.

De acuerdo con el cronograma anunciado por la campaña republicana, el presidente tiene planeado arribar a la 1:30 pm al condado de Bucks, en Pensilvania, para luego realizar un segundo evento en el Aeropuerto Internacional de Reading a las 4:00 pm y cerrar la jornada a las 7:00 pm con una reunión en el Pittsburgh-Butler Regional Airport.

Esta semana el mandatario republicano visitó Lehigh Valley y aseguró que “si ganamos Pensilvania, ganamos todo”. Su aseveración valida la estrategia que le permitió conquistar el estado en 2016, en una región que tradicionalmente era dominada por los demócratas, aunque con un estrecho margen de 44.000 votos frente a Hillary Clinton.

Para el fin de semana, su contrincante Joe Biden se movilizará por el estado de Michigan en compañía del ex presidente Barack Obama, que viene de visitar Filadelfia y alentar a los electores a emitir sus votos por correo con anticipación. Según The New York Times, Obama acompañará a Biden también en Wisconsin y Florida en los próximos días.

Hasta la fecha, según el compilado de sondeos de FiveThirtyEight.com, Biden gana en Pensilvania 85 ocasiones de cada 100 simulaciones, mientras que el promedio nacional de encuestas de RealClearPolitics ubica a Biden con 3,5 puntos de ventaja por delante de Trump.

Para este año el voto anticipado marcará una variante en el anuncio de los resultados electorales, ya que -entre otras cosas- Pensilvania podrá recibir votos por correo hasta tres días después de las elecciones. Esta situación podría extender la decisión definitiva sobre quién liderará la Casa Blanca por los próximos cuatro años. 

Translate »