Trump autoriza el uso de plasma de recuperados para tratar a pacientes con COVID-19

Foto: Chicago Tribune

El presidente realizó el anuncio en una conferencia de prensa este domingo por la noche. “Es una terapia poderosa”, calificó, pese a que todavía no hay pruebas de su efectividad.

El presidente Donald Trump autorizó este domingo el uso de plasma de la sangre de personas recuperadas de COVID-19 para el tratamiento de pacientes que se encuentran transitando la enfermedad.

El anuncio fue realizado por el propio mandatario este domingo por la noche en una conferencia de prensa, en la cual llenó de elogios este tratamiento, cuya efectividad todavía no está probada aunque sí muestra resultados alentadores.

“Se ha demostrado que el plasma reduce la mortalidad en un 35%”, afirmó el presidente, que a la vez destacó: “Es una terapia poderosa, que se hace posible en este momento gracias al esfuerzo del gobierno federal”.

Curiosamente, el jefe de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), la entidad gubernamental que aprobó su aplicación, fue mucho más cauto y, aunque calificó al tratamiento con plasma como “prometedor”, aclaró que se trata solo de una aplicación de emergencia debido a la grave situación sanitaria que vive el país.

“Es razonable creer que el tratamiento puede ser eficaz para disminuir la gravedad o acortar la duración de la enfermedad COVID-19 en algunos pacientes hospitalizados”, manifestó.

Cuando fue consultado sobre el porcentaje de 35% que mencionó el presidente, Hahn esquivó la consulta y sostuvo que “si los datos continúan teniendo éxito se confirmará esa cifra”.

En un comunicado, otras autoridades de la FDA coincidieron con el referente del organismo y destacaron que un tratamiento de emergencia -lo que se autorizó en este momento- no es lo mismo que obtener una aprobación completa.

“El plasma de convalecencia COVID-19 no debe considerarse un nuevo estándar de atención para el tratamiento de pacientes con COVID-19. Se obtendrán datos adicionales de otros análisis y ensayos clínicos bien controlados en curso en los próximos meses ”, afirmaron en un comunicado.

Desde la oposición, además, criticaron el gran impacto que quiso generar el presidente con su anuncio, debido a que el tratamiento con plasma ya viene llevándose a cabo hace mucho tiempo en otros países; por ejemplo, en Argentina, donde hace meses que se viene fomentando la donación de sangre en las personas recuperadas de Coronavirus.

Translate »