Trump advierte que las escuelas que enseñen el Proyecto 1619 no recibirán financiamiento

Foto: Gage Skidmore - Flickr

Se trata de un esquema curricular basado en la premisa de que la historia estadounidense comienza en 1619, afirmando que el comercio de esclavos fue un factor determinante para la fundación de la Unión Americana. La iniciativa establece que todo aquello que prosigue a esos hechos debe regirse desde una corriente de pensamiento afín.

Donald Trump indicó que el Departamento de Educación está analizando el planteamiento del Proyecto 1619 en los colegios, y advirtió que las instituciones que enseñan esta narrativa “alternativa” de la historia estadounidense podrían quedarse sin fondos federales.

La declaración del presidente se realizó a través de su cuenta de Twitter, cuando le contestó a un usuario que dijo que en California se implementaría el Proyecto. Concretamente, la respuesta fue: “El Departamento de Educación está analizando esto ¡Si es así, no serán financiados!”.

La publicación deja en evidencia el apoyo a una ley que presentó el senador republicano por Arkansas, Tom Cotton. Esta propuesta busca la negación de fondos a cualquier institución educativa que contemple el Proyecto 1619 en su plan de estudios. En aquel momento, las escuelas en regiones como Chicago y Washington ya habían modificado su esquema curricular para reflejar los mensajes de tal proyecto.

Cabe mencionar que la nueva alternativa fue creada por Nikole Hannah-Jones y recibió un premio Pulitzer. Sin embargo, varios historiadores han criticado una serie de artículos por múltiples inexactitudes, incluido el argumento de que la Revolución Americana no se luchó para lograr la independencia de Gran Bretaña, sino para preservar la institución de la esclavitud.

El conjunto de ensayos y fotografías ganador de dicho galardón (recopilado por el New York Times), establece el comienzo de la historia de los Estados Unidos en 1619 cuando los esclavos llegaron por primera vez a Virginia, en lugar de en 1776 cuando el país se independizó del Reino Unido.

En un comunicado, el legislador Cotton calificó el Proyecto como “un relato revisionista y racialmente divisivo de la historia que niega los nobles principios de libertad e igualdad sobre los que se fundó nuestra nación”.

La reacción de Trump se produce pocos días después de que prohibiera a las agencias federales realizar entrenamientos de sensibilidad racial relacionados con el ‘privilegio blanco’ y la ‘teoría crítica de la raza’.

Por su parte, Russell Vought, director de la Oficina de Administración y Presupuesto, envió un memorando de dos páginas a las dependencias nacionales, en el que les decía a las organizaciones que detuvieran este tipo de capacitación.

Translate »