Trump acusa a la FDA de generar retrasos en las pruebas de vacunas contra el COVID-19

Foto: The White House - Flickr

El presidente afirma que la agencia federal busca retrasar las investigaciones contra la enfermedad como parte de una campaña en contra de su reelección

El presidente Donal Trump manifestó que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) está obstaculizando el avance de las pruebas sobre posibles vacunas contra el Coronavirus y sugirió que el “estado profundo” manipula las acciones para postergar las respuestas contra la enfermedad hasta después de las elecciones presidenciales.

 “El estado profundo, o quien sea, de la FDA hace que sea muy difícil para las compañías farmacéuticas lograr que las personas prueben las vacunas y las terapias. Obviamente, esperan retrasar la respuesta hasta después del 3 de noviembre. ¡Debe concentrarse en la velocidad y salvar vidas!”, escribió Trump en Twitter, donde etiquetó al comisionado de la FDA Stephen Hahn.

En ese mismo sentido, Trump respondió sobre una publicación que recordaba cuando la FDA revocó el uso de la hidroxicloroquina porque no era “razonable creer que sea efectiva en el tratamiento del COVID-19″ y tuiteó: “¡Muchos médicos y estudios no están de acuerdo con esto!”

A pesar de los anuncios del organismo oficial, Trump insiste en defender los beneficios del fármaco contra el Coronavirus que no cuenta con el respaldo de estudios científicos que garanticen su efectividad. A principios del mes, el Subsecretario de Salud, Brett Giroir, también se pronunció  en contra de los efectos de la Hidroxicloroquina. 

El miércoles de esta semana, el Presidente también señaló a la FDA por invalidar la utilización del plasma de convalecencia de marcha lenta, una terapia cuya efectividad no ha sido probada y la agencia consideró que los ensayos clínicos todavía no son conclusivos para autorizar su uso.

La situación generó que esta semana el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), autorizará el uso de vacunas desarrolladas por laboratorios individuales, cambiando la política que requería la aprobación de la FDA para autorizar el uso de cualquier fármaco en el país.

Al respecto, Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, advirtió sobre su posible renuncia al cargo y argumentó que “no tomará atajos”  en caso de que alguna vacuna contra el COVID-19 sea aprobada sin cumplir con los protocolos de la agencia.    La FDA ha manifestado su preocupación por la posible aprobación de una vacuna o tratamiento por parte de la Administración Trump que no cumpla las fases requeridas frente a una pandemia que suma más de 175.000 muertos y 5.6 millones de contagios en el país.

Translate »