Tras los destrozos de Eta, Centroamérica se prepara para recibir al huracán Lota

Foto: Twitter del Ministerio de Economía de Guatemala (@MINECOGT)

La tormenta tropical se está aproximando con fuerza a Nicaragua y Honduras. Su velocidad alcanza las 3 millas por hora y ya se emitieron alertas para evacuar a vecinos de algunas aldeas costeras.

La tormenta tropical Lota, que amenaza con llevar vientos peligrosos y abundantes lluvias a Centroamérica el domingo a la noche, puede convertirse en huracán cuando se aproxime a Nicaragua y Honduras a partir de ese día, dos países golpeados recientemente por Eta, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Este viernes por la noche su centro fue localizado a 335 millas (550 km al sur-sureste de Kingston, Jamaica) con vientos sostenidos de 40 millas por hora (65 kilómetros por hora).

Lota se desplaza con lentitud desde el sur-sureste de Kingston, Jamaica, hacia el oeste-suroeste, a una velocidad de 3 millas por hora (6 kilómetros por hora), con vientos sostenidos de 40 millas por hora (65 kilómetros por hora), indicó NHC, con sede en Miami.

Ante la formación de esta nueva tormenta tropical en el Caribe, Honduras, Guatemala y Nicaragua llamaron a la población a evacuar.

Según datos oficiales, Honduras mantiene la alerta máxima decretada por Eta, que dejó al menos 62 muertos, 8 desaparecidos, más de 2 millones de personas afectadas y la destrucción de infraestructura y de cultivos.

En tanto, los organismos de socorro de Nicaragua comenzaron a evacuar a comunidades indígenas del río Coco, en la frontera con Honduras, que podrían ser afectadas con fuertes lluvias e inundaciones a causa del ciclón.

Las autoridades nicaragüenses temen que Lota afecte las comunidades de Cabo Gracias a Dios, en el extremo noreste de la frontera y aldeas cercanas como Bihmuna, Saupuka, Kislaya, Leymus y el propio Waspam, principal ciudad del río Coco.

En Guatemala, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) emitió recomendaciones para las provincias de Petén, Izabal y Alta Verapaz (norte y noreste), que aún mantienen comunidades afectadas por Eta.

Algo similar ocurre en Panamá, donde las muertes se elevaron a 19 con el hallazgo en las últimas horas de dos cuerpos, doce desaparecidos y destrucción de caminos productivos y fincas en el norte del país, mientras siguen en albergues más de 2.500 personas, por lo que el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) de esa nación declaró una alerta de prevención hasta el 15 de noviembre para siete de las 10 provincias del país.

En Costa Rica, que registra dos muertes y 300 personas albergadas por las lluvias de los días pasados, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) comenzó la preparación ante los efectos que podría ocasionar el nuevo fenómeno que se encuentra en el Caribe.

Hasta ahora hubo 30 tormentas tropicales con nombre, de las cuales 12 han sido huracanes y, de éstos, cinco fueron mayores.

Translate »