Tras el caótico debate, los organizadores anunciaron cambios en el formato para los próximos eventos

Foto: The New York Times

El primero de los cruces entre Donald Trump y Joe Biden estuvo plagado de interrupciones e insultos. Por eso, la comisión que regula la modalidad de los debates señaló que buscarán evitar esa situación en los siguientes dos encuentros.

La Comisión de Debates Presidenciales (CPD, por sus siglas en inglés) anunció cambios en el formato de los mismos para los próximos dos encuentros entre Donald Trump y Joe Biden.

Ambos candidatos volverán a verse las caras el próximo 15 y 22 de octubre, mientras que los postulantes a la vicepresidencia, Mike Pence y Kamala Harris, se enfrentarán el próximo miércoles 7.

La decisión llega días después de que ambos candidatos protagonicen un debate lleno de interrupciones, acusaciones, críticas e insultos, lo que ocasionó el repudio generalizado de los especialistas nacionales e internacionales.

Un recuento de la cadena CBS, de hecho, contabilizó que Trump interrumpió a Biden en 73 oportunidades, mientras que el demócrata lo hizo 22 veces.

Si bien no se informó cuáles serán las medidas, la comisión anunció que comunicará esas novedades “en breve”, con el objetivo de generar “una discusión más ordenada”  en el futuro.

El debate de anoche (por este martes) dejó en claro que se debe agregar una estructura adicional al formato de los debates restantes para asegurar una discusión más ordenada de las cuestiones”, señaló la entidad en un comunicado.

“La CPD considerará cuidadosamente los cambios que adoptará y anunciará esas medidas en breve”, afirmaron. La postura de la comisión, que está conformada por miembros de ambos partidos, demuestra el disconformismo que generó en todo el arco político el nulo diálogo y la falta de ideas profundas que surgieron del debate de este martes.

La organización, además, agradeció a Chris Wallace, el moderador del evento, “por el profesionalismo y la habilidad que aportó”, pese a que el histórico periodista recibió múltiples críticas por su falta de habilidad para regular el encuentro y llevarlo a un tono más ordenado.

Inclusive, el presidente Trump lo acusó este miércoles en su cuenta de Twitter de colocarse del lado de Biden, con una sugestiva imagen en la cual dio a entender que él se había enfrentado tanto a Biden como a Wallace.

Pese a que miembros republicanos participaron de esta decisión, el vocero del presidente, Tim Murtaugh, criticó el anuncio de la comisión y dijo que “solo están haciendo esto porque su hombre fue golpeado anoche”, en referencia a Biden.

“El presidente Trump era la fuerza dominante y ahora Joe Biden está tratando de trabajar en su contra con los árbitros. No es lógico mover los postes del arco y cambiar las reglas en medio del juego”, comparó.

Translate »