Trabajadores y dueños de restaurantes exigen a Cuomo la flexibilización de las medidas contra el COVID-19

Foto: Rachel Askinasi/ Insider

Mientras se acerca el invierno y las restricciones en el interior de los restaurantes permiten una capacidad máxima del 25%, la industria demanda una mayor flexibilización que la autorice a operar durante la época de frío.

Un grupo de manifestantes, integrado por empleados y dueños de restaurantes en Nueva York, marchó hasta la oficina del gobernador Andrew Cuomo para solicitar una flexibilización en las medidas sanitarias contra el COVID-19. El pedido consiste en aumentar la capacidad de las comidas en interior del 25% al 50% y extender el plazo límite de las comidas al aire libre más allá del 31 de octubre.

De acuerdo con un comunicado emitido por los mismos manifestantes, se espera que, en caso de que el estado no relaje las reglas para mitigar la propagación del virus, aproximadamente dos tercios de los locales de comida cerrarán. “Se acerca el invierno y no tenemos un plan integral para restaurantes independientes”, detalló la coalición.

En este contexto, Jack Sterne, portavoz del gobernador Cuomo, aseguró que se podría ampliar la capacidad para comidas en interiores a partir del 1 de noviembre, “si se mantiene la baja tasa de infección del estado”. En este momento, 10.355 restaurantes utilizan espacios al aire libre a lo largo de 87 calles en la ciudad.

En medio de una presión constante por parte del Ayuntamiento y los restaurantes para que se publiquen las reglas sobre cómo se atenderá a los clientes durante el invierno, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció que el programa de bares y restaurantes al aire libre será “permanente y por todo el año”.

De igual manera, aunque el reinicio de las comidas en interiores fue autorizado por el gobernador para el 30 de septiembre, De Blasio alertó sobre la posibilidad de revertir la medida si la tasa de infección por Coronavirus llega al 2%.

En ese sentido, Cuomo advirtió a través de su cuenta de Twitter sobre “una tasa elevada de pruebas positivas en el nivel sur”, precisamente en los condados de Steuben, Chemung y Broome, así como también en Brooklyn y en los condados de Orange y Rockland. “Tómese esto en serio, especialmente si vive en estas aéreas”, escribió.  

Frente a la amenaza de una segunda ola de rebrote que preocupa a las autoridades, un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) reveló que asistir a bares o restaurantes está relacionado con un mayor riesgo de contraer COVID-19, debido a las dificultades que representa mantener el uso de máscaras mientras las personas se mantienen juntas en la mesa comiendo o bebiendo. 

Translate »