Tom Wolf solicitó al presidente Trump una declaración de desastre por los daños que causó la tormenta Isaías

Foto: Rudy Miller / lehighvalleylive.com

En caso de que la solicitud del gobernador sea aprobada, los condados damnificados podrán recibir hasta un 75% de reembolso por reparaciones de infraestructura y alquiler de equipos, incluyendo pagos de horas extras.

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, solicitó al presidente Donald Trump la declaración de desastre en los condados de Berks, Bucks, Chester, Delaware, Lehigh, Monroe, Montgomery, Northampton y Filadelfia, luego de los daños que generó en el estado la tormenta tropical Isaías a principios de agosto. 

“Mi solicitud de hoy incluye no solo Asistencia Pública para que el gobierno pague los costos asociados con su respuesta y reparaciones, sino también Asistencia Individual para propietarios que necesitan asistencia federal para ayudarlos en su camino hacia la recuperación”, informó el gobernador.

En caso de que la declaración de desastre fuera aprobada por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, se brindarán los fondos federales a los gobiernos locales y a ciertas organizaciones sin fines de lucro elegibles en esos condados.

Para que un estado pueda solicitar Asistencia Pública, se debe cumplir con un límite de agravios de 19.688.687 millones de dólares. En este caso, los costos por daños asociados a la tormenta Isaías alcanzan los 27.6 millones. 

“Los procesos de evaluación y validación de daños, que por primera vez se llevan a cabo virtualmente debido a la pandemia, están en curso y tengo la opción de agregar otros condados a medida que sepamos más“, destacó Wolf.

Sin embargo, cumplir con los requerimientos y presentar la solicitud no es garantía de financiación. Se desconoce sobre si el pedido se hará realmente efectivo y, en ese caso, tampoco hay una fecha que determine cuándo el presidente Donald Trump dará aprobación de esta solicitud.

Translate »