Tom Wolf solicitó a la Asamblea General la aprobación de una legislación que proteja a los propietarios e inquilinos

Foto: Governor.pa.gov

La orden ejecutiva que ampara las ejecuciones hipotecarias y desalojos venció el 31 de agosto, y el Código de Servicios de Emergencia del estado no permite el desembolso de más recursos por parte de la gobernación.

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, exhortó a la legislatura para que apruebe lo más pronto posible una legislación que proteja a los residentes de Pensilvania del desalojo de sus hogares y a su vez disponga de un programa estatal que ayude a más propietarios e inquilinos, debido a que los planes de ayuda vencieron a finales de agosto.

Parte de los planteamientos del gobernador incluyen 100 millones de dólares adicionales en asistencia, que permanecerán como subvenciones con fondos pagados directamente a los propietarios, para brindar ayuda financiera a todas las personas que han tenido dificultades para cubrir sus rentas debido a la crisis financiera generada por la pandemia. 

Otros cambios incluyen incrementar a 750 dólares mensuales el límite para el alivio del alquiler y eliminar el requisito de que los hogares tengan 30 días de retraso en la renta para ser elegibles de recibir asistencia. Asimismo, excluir la verificación de los solicitantes que pidieron la compensación por desempleo, y brindar a propietarios y acreedores hipotecarios la opción para que perdonen impagos o permitir el reembolso en un año.

“Pido a la Asamblea General que apruebe de inmediato una moratoria sobre los desalojos y corrija las fallas en un programa de ayuda al alquiler para que más personas puedan obtener la ayuda que necesitan”, dijo el gobernador Wolf sobre una medida que permitirá reducir las preocupaciones económicas de la población.

En esa dirección, Tom Wolf solicitó corregir algunos defectos en la Ley 24 de 2020, que proporciona 175 millones en rentas e hipotecas utilizando fondos de la Ley CARES, pero el programa tiene un proceso de solicitud complejo que está favoreciendo a menos personas de lo esperado.

En la opinión del Senador Jay Costa “nadie debería preocuparse por perder el techo sobre su cabeza al mismo tiempo que le preocupa contraer un virus mortal y altamente contagioso”. 

De la misma manera, el Director Ejecutivo y CEO de PHFA, Robin Wiessmann, consideró que “hacer estos cambios y extender el plazo de solicitud debería permitirnos ayudar a un número considerablemente mayor de personas y, lo que es más importante, evitar que se queden sin hogar”.

Por su parte, la representante Maureen Madden, destacó que previó a la pandemia ya existía una crisis de vivienda, pero que el COVID-19 “quitó la fachada y dejó al descubierto las vigas desmoronadas”, afectando a uno de cada cinco inquilinos y propietarios que no puede realizar sus pagos mensuales, por lo cual exigió “actuar ahora”.

Translate »