Tom Wolf señala que la energía limpia es un “sector líder” que brindó empleo a más de 97.000 trabajadores en 2019

Foto: nature.org

Los datos del sector energético del estado detallan que invertir en esta rama en medio de las dificultades que presenta la pandemia puede mejorar la calidad de vida, la economía y el medio ambiente.

De acuerdo con el Informe de empleo de energía limpia de Pensilvania 2020 que abarca cinco industrias, más de 97.000 personas en fueron contratadas en 2019 en dicho sector, que representa el 36 % de la cobertura energética del estado.

El balance anual que conglomera las cinco industrias que emplean energía limpia en el estado incluye: la eficiencia energética, generación de energía limpia, transporte alternativo, red y almacenamiento limpios y combustibles limpios. Entre 2017 y 2019 se generaron 7.794 empleos, un indicador que representa un 8.7% más sobre la tasa de crecimiento laboral promedio que maneja el estado, la cual se ubica en 1.9%.

De acuerdo con el gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, “este análisis detallado de datos y tendencias en el empleo de energía limpia en 2017-19 demuestra que el sector fue uno de los principales generadores de empleo en todo el estado y muestra qué industrias estaban contratando y buscando trabajadores capacitados”.

En el año 2019, la industria de la eficiencia energética fue la mayor contratante con 71.400 trabajadores que desarrollaron trabajos con tecnología para electrodomésticos, iluminación y sistemas de HVAC ENERGY STAR® y otros componentes de sistemas energéticamente eficientes. A su vez, la energía solar representó la mayor parte de la fuerza laboral con 5.173 empleados.

La industria de la energía eólica generó 2.937 empleos. En 2017, el viento se posicionó como la fuente más grande de energía renovable en el estado, convirtiendo a Pensilvania en  líder en la fabricación de componentes eólicos para el mercado nacional e internacional.

En la opinión del  secretario del Departamento de Protección Ambiental, Patrick McDonnell, el análisis integral de los datos del sector energético es fundamental para desarrollar políticas y programas de energía limpia. “Pensilvania es un creador de empleo y estamos viendo que está evolucionando rápidamente, con industrias de energía limpia creciendo y las necesidades de desarrollo de la fuerza laboral cambiando junto con esto”, precisó.

A pesar de los avances, durante el periodo 2017-2019 la generación de energía nuclear eliminó 243 puestos de trabajo y la generación de carbón desincorporó 163 empleos, una reducción que devela la sustitución progresiva que viene empleando el país por el uso de electricidad impulsada por gas natural y energía renovable. La generación de electricidad a gas natural se ha elevado tanto que ha demandado la perforación de nuevos pozos.

En cuanto a la industria automotriz en Pensilvania, los vehículos de gasolina y diesel representan el 78.8 % del sector, aunque los empleos vinculados con vehículos híbridos enchufables aumentaron entre 2017-2019 un 26.6%.

Translate »