Tom Wolf: “Los remanentes de Ida trajeron lluvias históricas a Pensilvania durante los últimos días”

Foto: @GovernorTomWolf Twitter

Los informes registraron niveles de aguas de 5 a 8 pulgadas en varias zonas del estado. En ciudades como Scranton, Harrisburg y Altoona acumularon récords diarios históricos en cuanto a niveles de humedad.

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, ofreció este jueves un balance de la situación en el estado tras el paso del huracán Ida y los daños causados por las inundaciones, los cortes de electricidad en los hogares y el cierre de carreteras por árboles y ramas caídas.

“Tenemos un largo camino por delante. Llevará tiempo completar las evaluaciones de daños y hacer que la asistencia y los recursos estén disponibles, pero continuaremos compartiendo información sobre la asistencia a medida que esté disponible en los días venideros”, informó Wolf.

Según el reporte del gobernador, los ríos y las vías fluviales continúan elevados en el sureste de Pensilvania a pesar del cese de las precipitaciones. Los ríos Brandywine, Brandywine, Perkiomen y Schuylkill rompieron récords de cresta.

Actualmente, hay 389 carreteras cerradas en todo el estado, entre ellas 16 autopistas o carreteras interestatales importantes como consecuencia de las inundaciones, así como árboles caídos y servicios públicos. Desde el Gobierno se anunció que el tránsito será restablecido a medida que sea seguro.

“Todavía hay carreteras cerradas en algunas áreas de Pensilvania después de las lluvias históricas de Ida”, escribió Wolf en su cuenta de Twitter.

El director de la Agencia para el Manejo de Emergencias de Pensilvania (PEMA), Randy Padfield, detalló que no solo hubo daños significativos a hogares, negocios e infraestructura pública, sino que muchas vidas y familias resultaron perturbadas por esta tormenta.

“Continuamos trabajando con nuestros socios federales y del condado para asegurar que los esfuerzos de respuesta y recuperación continúen avanzando”, resaltó el funcionario.

Las autoridades están evaluando los daños causados por tornados que se registraron en los condados de Chester y Montgomery, así como en áreas del condado de Bucks.

El gobernador Wolf dijo que en los próximos días evaluarán los daños ocasionados en las comunidades y compartirán recursos para ayudar a las familias afectadas en Pensilvania. Si necesita ayuda, llame a la línea directa para casos de desastre al 800-985-5990.

Translate »