Tom Wolf: “Los residentes de Pensilvania necesitan alivio, necesitan reforma y la necesitan ahora”

Foto: Gov.pa / Flickr

El gobernador consignó una serie de propuestas ante la legislatura para proteger a la población en medio de la pandemia, debido a los obstáculos que ha presentado “la mayoría republicana” para avanzar en una reforma.

Por la falta de consenso con la banca republicana para la aprobación de fondos, el gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, solicitó a la Asamblea General del estado su intervención para que tome medidas inmediatas en cuanto a la  protección de los trabajadores y las familias, la recuperación de COVID-19 y la reforma del gobierno.

El mandatario argumentó que los demócratas de la Cámara de Representantes y el Senado han mantenido los esfuerzos y el apoyo a las iniciativas para resguardar a las familias y empresas en medio de la crisis generada por el COVID-19, “pero la mayoría republicana los ha detenido en todo momento, centrados en ignorar la crisis de salud pública”.

En ese sentido, manifestó que “eso debe terminar ahora” y solicitó la mediación de la legislatura a fin de “tomar medidas inmediatas para proporcionar fondos a los trabajadores y empresas de primera línea, establecer protecciones para las familias y nuestra fuerza laboral, y realizar estas reformas de sentido común que pueden brindar confianza en nuestro gobierno”.

Parte de las propuestas presentadas por el gobernador Wolf se impulsarían con mil millones de dólares en fondos de la Ley CARES que incluyen un financiamiento por 225 millones para aumentar el pago por peligrosidad para los trabajadores de Pensilvania, a través del Departamento de Desarrollo Comunitario y Económico, el cual cubriría  un incremento de 3 dólares por hora para 208 mil empleados de primera línea en todo el estado.

Asimismo, se planteó un Programa de Reembolso para los Empleadores (PPE) por 10 millones de dólares que les permita cubrir el costo de equipos de seguridad y materiales de limpieza para proteger a los trabajadores y clientes, junto a subvenciones de 5 mil dólares para empresas con menos de 150 empleados que prestarán sus servicios en los centros electorales en noviembre.

En cuanto a los planes de recuperación para pequeñas empresas, el gobernador propuso 250 millones de dólares en préstamos y subvenciones condonables. Además, 100 millones de dólares serán destinados para las industrias de la hospitalidad, el ocio y los servicios, salones y peluquerías, incluidos restaurantes y bares, para los cuales solicitó la cancelación o reducción del impuesto al alcohol durante seis meses.

En relación a la reforma del gobierno y protección de las elecciones, el mandatario solicitó la prohibición de aceptar obsequios, la cual implementó también a los miembros de su administración, asegurando que debe ser permanente y ampliada para todos los funcionarios estatales.

De la misma manera, pidió una reforma del financiamiento de campañas para frenar la influencia de los intereses especiales con la imposición de límites a las contribuciones a los candidatos que buscan un cargo electivo, así como exigir a los funcionarios públicos que revelen las fuentes, el tipo de trabajo y la cantidad de ingresos externos recibidos.

Como una medida para garantizar elecciones seguras y protegidas, Wolf solicitó una legislación que permita el recuento de las papeletas siempre que tengan matasellos del día de las elecciones y se reciban hasta el viernes posterior a las elecciones. Además, requirió a la legislatura que permita el escrutinio previo de las boletas 21 días antes de la elección.

Translate »