Tom Wolf lanza programas de ayuda para pequeñas empresas en tiempos de Coronavirus

Desde el Estado de Pensilvania se anticipó el lanzamiento de un plan de subvención que llega para acompañar a los negocios más afectados por la pandemia.  

El gobernador Tom Wolf informó a los propietarios de las pequeñas empresas que hará entrega de una asignación estatal por un total de 225 millones de dólares. Los montos serán destinados a los comercios afectados por el confinamiento, y podrán ser utilizados para cubrir los gastos de mantención, acompañar con la reapertura y recibir asistencia técnica. 

Significa un gran alivio financiero para un sector muy golpeado de la economía que, tras meses de permanecer en inactividad, comenzaron a reabrir sus puertas a medida en que el COVID-19 parece estar más controlado. Según el Departamento de Trabajo e Industria de Pensilvania, la región triplicó su desocupación y alcanzó una de las cifras más altas de la historia.  

El financiamiento de los programas surge del presupuesto estatal, que destinó 2,6 mil millones de dólares a través de la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica Coronavirus (CARES). De ese monto se dedicará una importante suma de dinero para asistencia de alimentos, viviendas y demás necesidades básicas que la población no está pudiendo cubrir en tiempos Coronavirus. 

Tom Wolf se expresó a través de su cuenta de Twitter y habló sobre la importancia que significa poder brindarle ayuda a las pequeñas empresas el marco necesario que le permita volver a funcionar. “A medida que Pensilvania avanza en la reapertura, debemos centrarnos en la recuperación y recordar aquellos que fueron los más afectados por esta pandemia”.

Los fondos del Estado serán administrados de la siguiente manera: 

  1. El Programa de revitalización de negocios de la calle asignará 100 millones de dólares en ayudar a las empresas perjudicadas. 
  2. El Programa de revitalización empresarial históricamente desfavorecido destinará otros 100 millones de dólares que estarán enfocados a empresas que sean propiedad de personas con desventajas sociales y económicas.
  3. El Programa de Reserva de Pérdida y Aplazamiento de Pago de Préstamo utilizará 25 millones de dólares para permitir indulgencia y alivio de pago a negocios de cartera existente que se encuentran afectados por el COVID-19.
Translate »