Tom Wolf instó a la Asamblea General a “hacer lo correcto” por los trabajadores y elevar el salario mínimo

Foto: Governor Tom Wolf - Flickr

La propuesta del gobernador busca elevar el salario mínimo de $7.25 a $12 la hora.

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, junto a los legisladores demócratas del estado reclamaron a la mayoría republicana en la Asamblea General su negativa para aprobar la legislación que aumentaría el ingreso a 12 dólares por hora, con la perspectiva de que llegue a 15 antes de 2027.

El hecho de que el salario mínimo de Pensilvania no haya aumentado en 15 años es una vergüenza. Es un insulto para los trabajadores de Pensilvania que están haciendo la misma cantidad de trabajo, pero descubren que sus cheques de pago cubren cada vez menos cada año”, manifestó el gobernador Wolf.

No es la primera vez que las autoridades reclaman por el ajuste del ingreso mínimo en el estado. Los datos indican que Pensilvania cuenta actualmente con un salario mínimo de $7.25 por hora, uno de los más bajos de todo el país 

“El aumento del salario mínimo pone más dinero en los bolsillos de los trabajadores, lo que les da a las empresas locales más clientes.  Ayuda a las empresas a atraer y mantener buenos empleados y permite a los residentes de Pensilvania salir de la pobreza, ahorrar dinero de los impuestos y ayudar a las comunidades locales, especialmente a las comunidades rurales”, resaltó el gobernador Wolf.

Recientemente, la secretaria interina del Departamento de Trabajo e Industria (L&I, por sus siglas en inglés), Jennifer Berrier, precisó que la propuesta beneficiaría a 300.000 adultos mayores de 40 años e incrementaría los ingresos de más de 1.1 millones de trabajadores al agregar $ 4.4 mil millones a la economía del estado.

Existen ocho estados en el país que evalúan un aumento de su salario mínimo a 15 dólares por hora, incluyendo el estado de Florida, que es liderado por un gobernador republicano. Otros 29 estados, incluidos todos los estados que limitan con Pensilvania, han aumentado el salario mínimo por encima de $7.25 la hora.

Este panorama ubica a los trabajadores de Pensilvania en desventaja, ya que ejecutan las mismas labores pero devengan un menor sueldo. “Ya es hora de aumentar el salario en Pensilvania. Hago un llamado a los líderes de la Asamblea General para que hagan lo correcto y envíen un aumento del salario mínimo a mi escritorio antes de que pase otro año”, reclamó Wolf. 

Translate »