Tom Wolf anunció un financiamiento de 117 millones de dólares para proveedores de cuidado infantil

Foto: Flickr / Gobernador Tom Wolf

Los fondos permitirán sostener a una industria que se ha visto amenazada de cerrar varios de sus centros de atención debido a la crisis financiera ocasionada por la pandemia.

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, anunció un plan para distribuir 117 millones de dólares a través de la tercera ronda de financiamiento de la Ley CARES. El objetivo es ayudar a 6,893 proveedores de cuidado infantil en el estado y evitar la posibilidad de cierres permanentes como resultado de la crisis generada por el Coronavirus.

“Pensilvania ha realizado importantes inversiones para preservar nuestro sector de cuidado infantil para mantener a los proveedores abiertos y disponibles para las familias trabajadoras, pero sabemos que siguen siendo vulnerables a los impactos económicos de la crisis de COVID-19”, informó el gobernador.

Un grupo de investigadores del Instituto de Asuntos Estatales y Regionales de Penn State Harrisburg estudiaron el impacto del Coronavirus en la industria del cuidado infantil de Pensilvania y concluyeron en que aproximadamente 1.000 proveedores estaban en riesgo de cerrar por no contar con asistencia financiera, aparte de otros 200 centros que para finales de julio manifestaban la misma intención.

Luego de realizar encuestas detalladas a cientos de proveedores y trabajadores de cuidado infantil, se identificó la posibilidad de cierres permanentes como resultado de la crisis y el nivel de inversión necesario para sostener la industria durante un período de transición de baja demanda.

“Una industria de cuidado infantil fuerte es un requisito para una economía saludable. Debemos recordar esto a medida que avanzamos y continuamos apoyando a los proveedores de cuidado infantil, mientras cuidan a los jóvenes de Pensilvania y permiten que los padres trabajen para que nuestras comunidades y economía puedan prosperar”, expresó Wolf.

De acuerdo con la secretaria del Departamento de Servicios Humanos, Teresa Miller: “Esta emergencia de salud pública no ha terminado, y habrá desafíos por delante que los proveedores enfrentarán debido a su dedicación a las familias a las que sirven. No deberían tener que afrontar estos desafíos solos, y debemos apoyar a los empleadores y las familias trabajadoras de todas las formas posibles”. 

Translate »