Tom Wolf advirtió sobre la posibilidad de contar con todas las vacunas para cubrir la Fase 1A este miércoles

Foto: @GovernorTomWolf

En un momento en que el estado ya ha administrado 5.043.676 vacunas, con las cuales 1,78 millones de personas están completamente inmunizadas y el 31% de la población ha recibido al menos una dosis, Wolf adelantó que podría tener el suministro para cubrir la Fase 1A.

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, informó que podría contar para este miércoles con las vacunas necesarias para inmunizar a todas las personas elegibles dentro de la Fase 1A, que abarca a más de 4 millones de residentes. 

Dentro de esta etapa están incluidos los trabajadores de la salud, los residentes de cuidados a largo plazo, todas las personas de 65 años o más y las personas más jóvenes con condiciones médicas vulnerables o graves.

De igual manera, Wolf anticipó que el plan de inmunización con prioridad para el personal educativo, que ya ha administrado más de 100.000 vacunas y abre el camino para que miles de educadores puedan volver a las aulas, debería concluir a mediados de abril.

“El objetivo es hacer que las vacunas lleguen a la mayor cantidad de personas de la manera más rápida y justa posible. Ese ha sido siempre el objetivo y sigue siendo el objetivo”, manifestó Wolf durante una visita a la clínica drive-thru de vacunación masiva, ubicada en Harrisburg Area Community College.

El gobernador destacó que este tipo de centro de vacunación puede aplicar 1.000 vacunas por día y los residentes pueden programar una cita para recibir el antídoto y esperar el período de control de 15 minutos sin tener que salir del automóvil. “Los sitios de vacunación de gran capacidad son una herramienta importante en nuestra caja de herramientas de vacunación COVID-19”, subrayó.

En otro punto, el mandatario respondió a las críticas contra los “pasaportes de vacunas” del líder republicano de la Cámara, Kerry Benninghoff, al considerarlos “una intrusión insondable del gobierno en la vida personal de los residentes”.

Esta medida ya fue implementada en Nueva York para certificar que una persona está vacunada o que cuenta con un test reciente que valida que no se está contagiado, lo que le permite acceder a conciertos o eventos deportivos sin restricciones.

Wolf manifestó la posibilidad de sancionar una medida de estas características si la Asamblea General aprueba su creación. “Realmente no tengo una posición sobre los pasaportes. Solías tener uno cuando viajabas al extranjero. Formaba parte de tu pasaporte. Era una tarjeta amarilla que mostraba las vacunas que tenía. Creo que sería bastante fácil de hacer”, aseguró.

Hace pocos días Wolf dijo que esperaba poder habilitar la elegibilidad de la vacuna contra el COVID-19 para todos los residentes y saltar las fases pendientes del plan de inmunización para unirse  al objetivo planteado por el presidente Joe Biden de ofrecer vacunas a todos los mayores de edad para el 1 de mayo.

El ritmo de vacunación que lleva Pensilvania, con 83.000 inyecciones administradas por día, le ha permitido ubicarse en el puesto 12 entre los estados con mayor cantidad de primeras dosis colocadas de la vacuna contra el COVID-19.

Translate »