Sugieren la creación de una comisión para investigar los disturbios en el Capitolio

Foto: Policy Exchange - Flickr

El excomisionado de la policía de Nueva York, Bill Bratton, instó a que se forme un grupo de investigación para indagar el accionar policial durante los incidentes. Desde su punto de vista, los agentes antidisturbios trabajaron de manera benevolente contra los manifestantes.

El excomisionado de la policía de Nueva York, Bill Bratton, pidió la creación de una comisión similar a la del 11 de septiembre para investigar el asalto al Capitolio. 

La Policía claramente subestimó lo que iba a ser el evento, la naturaleza de la multitud, y no hizo planes para colaborar, cooperar, buscar ayuda adicional hasta después de que la multitud se presentó en la puerta de entrada. Y luego fue demasiado tarde”, señaló Bratton a John Catsimatidis en una entrevista que se emitió este domingo en WABC.

Además, se mostró sorprendido que el hecho haya ocurrido en Washington, lugar donde según él, han sucedido conflictos “durante 50 años”. El ex funcionario acusó a los agentes de actuar con demasiada discreción, motivo por el cual deberían ser investigados. “¿Por qué no estaban los equipos antidisturbios, ¿por qué no había más de ellos?”, cuestionó.

Los seguidores del presidente saliente rápidamente empujaron a las fuerzas policiales y descendieron sobre el recinto, rompiendo ventanas, destrozando las oficinas del Congreso y obligando a los legisladores horrorizados a ponerse máscaras antigases y buscar refugio en espacios resguardados.

Los violentos fueron captados en fotografías y videos en el piso del Senado y en la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Entre los ciudadanos fallecidos, se encuentran tres personas auxiliadas por emergencias y una mujer que recibió un disparo al intentar arrastrarse por una ventana.

Asimismo, el oficial Brian Sicknick murió a causa de sus heridas el jueves y su muerte es el foco de una investigación federal por asesinato. Un número de manifestantes ya han sido detenidos y acusados por las autoridades federales, incluyendo 14 residentes de Pensilvania.

Translate »