Sin grandes figuras, la Convención Republicana abrió con fuertes críticas al socialismo y referencias “al virus chino”

Foto: AP

En la primera de las cuatro jornadas que consagrarán a Donald Trump formalmente como candidato presidencial del partido, los oradores también se encargaron de destacar al mandatario por su gestión económica frente a la pandemia.

La Convención Republicana comenzó formalmente de manera virtual este lunes, con la primera de las cuatro jornadas que marcarán oficialmente a Donald Trump como candidato presidencial del partido.

Fue una jornada sin grandes figuras, algo que se prevé que ocurra -en general- a lo largo de todo el evento, que no contará con personalidades de la talla de Barack Obama, Hillary Clinton o Bill Clinton, quienes estuvieron presentes en el mitin demócrata la semana pasada.

Ante esa ausencia de nombres de peso (en algunos casos, por la oposición al presidente) Trump eligió hacerse fuerte con personas cercanas a su entorno. Este lunes, por ejemplo, entre los presentes estuvieron Donald Trump Jr., hijo mayor del jefe de Estado, y su pareja Kimberly Guilfoyle.

Hubo varios ejes comunes entre los oradores que se percibieron a lo largo de todas las presentaciones. Uno de ellos fue la fuerte crítica a los demócratas y, particularmente, a Joe Biden, a quienes se los acusó de -en el caso de ser elegidos en noviembre- ser una vía directa para que el país se encamine hacia el socialismo.

“La visión de Joe Biden para Estados Unidos es el socialismo. Y sabemos que el socialismo ha fracasado en todas partes”, afirmó la ex embajadora de las Naciones Unidas Nikki Haley.

“Los demócratas radicales de Joe Biden van a intentar transformar permanentemente lo que significa ser estadounidense, porque convertirán nuestro país en una utopía socialista”, coincidió el senador por Carolina del Sur Tim Scott, quien además fue el último disertante de la noche.

En esta misma lógica, los republicanos también se encargaron de destacar la gestión económica de Trump frente a la pandemia, pese a que el país atraviesa una de las peores crisis de su historia en este ámbito.

En constante comparación con lo que supuestamente ocurriría si ganase Biden, Trump Jr. destacó que su padre “juntó al poderoso sector privado estadounidense para combatir este nuevo desafío”, y aseguró que lo hizo “rápidamente”.

“Biden es el Monstruo del Lago Ness. Durante los últimos 50 años, él ha estado merodeando por allí. Saca su cabeza de vez en cuando para postularse a la presidencia, luego desaparece y no hace mucho mientras se esconde”, comparó.

“Todo indica que esta elección se está convirtiendo en iglesia, trabajo y escuelas contra protestas, destrucción y vandalismo”, sintetizó.

Otro foco de la retórica republicana de la primera jornada fue la constante referencia al “virus chino”, en relación al COVID-19. De hecho, una de las apariciones de Trump (que se espera que tenga breves salidas durante todo el evento, antes de su cierre central del jueves) tuvo que ver con esta temática, porque el presidente se mostró en la Casa Blanca junto a siete enfermeros, médicos y policías que se encuentran en la primera línea de la batalla contra la pandemia.

Allí, el mandatario realizó una suerte de entrevista televisiva, en la cual los trabajadores respondieron algunas consultas del presidente, que insistió en llamar al Coronavirus como “el virus chino”. Ese fragmento de la convención recibió fuertes críticas de los demócratas, ya que ninguno de los presentes estaba utilizando barbijo.

Para este martes, se esperan los discursos de Melania Trump, esposa del presidente, y el secretario de Estado Mike Pompeo, que realizará su discurso desde Israel.

Translate »