Sigue cayendo el desempleo en Pensilvania: en octubre, bajó 0,8% y se ubica en 7,3%

Foto: REUTERS/Bryan Woolston

A nivel nacional, la caída fue de 1%, por lo que la desocupación se sitúa en 6,9%. Sin embargo, debido a la segunda ola, hay temor por posibles clausuras y restricciones.

El desempleo en Pensilvania sigue mejorando sus números mes a mes. En octubre, la tasa disminuyó 0,8% en relación al mes anterior y se ubicó en 7,3%, el número más bajo desde el inicio de la pandemia, según informó el Departamento de Trabajo e Industria estatal.

Estos números son aún mejores a nivel nacional, ya que el desempleo bajó 1% en relación al mes anterior: de 7,9%, pasó a 6,9%

Desde el pico de abril, cuando se registró un histórico 16,7% de desocupación en Pensilvania, la tendencia a la baja se ha acrecentado mes a mes: en mayo y junio, rondó el 14%, en julio disminuyó a 12,6%, en agosto descendió a 10,4% y en septiembre cayó a un dígito por primera vez en la pandemia: 8,1%.

Según informó la cartera gubernamental, el empleo creció en 8 de los 11 sectores industriales, con foco principal en comercio, transporte y servicios públicos.

Estos rubros representaron casi el 40% de la suba de puestos laborales en el estado, ya que se reportaron 7.300 nuevos empleos en esas áreas y 18.800 en total.

De todas formas, aún queda un largo trecho por recorrer para volver a los niveles pre-pandémicos, debido a que se han recuperado el 56,3% de los empleo perdidos en marzo y abril, los meses más duros hasta el momento. 

En otras palabras, casi la mitad de las personas que perdieron su trabajo en ese periodo todavía no ha podido reintegrarse a la actividad laboral.

Además, todo este panorama de recuperación es probable que tenga un freno cuando se conozcan los números de noviembre, debido a que la segunda ola de la pandemia ha golpeado con muchísima mayor fuerza de la esperada, con contagios récords y hospitalizaciones en niveles alarmantes.

Por el momento, el Gobierno de Pensilvania no ha imitado las actitudes de Nueva York y Nueva Jersey y mantiene la mayoría de sus actividades en el mismo nivel de apertura que el mes pasado. Sin embargo, es posible que esta situación se modifique si los números de la pandemia continúan creciendo.

De hecho, el alcalde de Filadelfia decidió adelantarse a cualquier normativa estatal y ordenó restricciones por cuenta propia, que incluye la prohibición de comidas en interior para los restaurantes y la orden de cierre para teatros, cines, salas de juegos, museos, bibliotecas y casinos.

Translate »