Siete colombianos arrestados por el asesinato de Moise fueron entrenados en Estados Unidos

Foto: Tw @moisejovenel

Al menos siete ciudadanos colombianos detenidos en relación al asesinato del presidente de Haití Jovenel Moise recibieron entrenamiento policial o militar en Estados Unidos en calidad de soldados del Ejército de Colombia, según fuentes oficiales estadounidenses.

“Estuvieron entrenando en Estados Unidos y Colombia entre 2001 y 2015. Recibieron entrenamiento en tácticas, desarrollo militar profesional, conocimiento médico de emergencia, mantenimiento de helicópteros y asistieron a seminarios sobre lucha contra el tráfico de drogas y antiterrorismo”, explicó un responsable oficial que habló bajo condición de anonimato a la cadena internacional de Estados Unidos, Voice of America.

Ahora mismo, tanto el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa están examinando sus registros para averiguar si más implicados en el asesinato del presidente tenían pasado militar en Estados Unidos.

El funcionario lamentó que “la implicación de los detenidos en este incidente contraste con la extraordinaria conducta de los cientos de miles de estudiantes militares extranjeros que se han beneficiado de la educación militar norteamericana”.

El jefe de Policía de Haití, Leon Charles, informó que 18 colombianos fueron detenidos en conexión con el asesinato de Moise, y otros cinco oficiales de la Policía haitiana están bajo investigación por su presunta participación.

Por otro lado, el director de la Policía Nacional de Colombia, Luis Vargas, informó ayer que el presunto autor intelectual del asesinato de Moise sería un exfuncionario haitiano del Ministerio de Justicia, identificado como Joseph Felix Bado, que habría dado la orden tres días antes del magnicidio.

Además, Vargas señaló que los exmilitares colombianos Germán Rivera y Duberney Capador sabían de los planes para asesinar a Moise, una información que van en línea con las declaraciones del presidente colombiano, Iván Duque, quien precisó el jueves que un grupo de los presuntos asesinos desconocía el verdadero plan, aunque otro pequeño sí estaba al tanto.

Tal y como relató el director de la Policía, “en una reunión con Joseph Felix y una persona llamada Askard, Rivera y Capador son informados de que se va a arrestar al presidente de Haití”. En ese momento, se da comienzo “a la organización de la operación”.

No obstante, “varios días antes, al parecer tres, Joseph Felix Bado, les indica a Capador y a Rivera que lo que tienen que hacer es asesinar al presidente de Haití”, según recogió la agencia de noticias DPA.

En cuanto a los detalles logísticos sobre cómo se desplazaron hasta el país caribeño los presuntos asesinos, Vargas explicó que lo hicieron a través de la empresa Burgua Capital, del ciudadano ecuatoriano Walter Vientemilla.

“Fueron comprados los pasajes desde Miami para el ingreso del resto de las personas que se unirían al grupo que ya estaba desde mayo” en Haití.

Posteriormente, Germán Rivera recibió giros de dinero a través de Western Union para que “coordinara la alimentación y gastos logísticos estando ya en Puerto Príncipe”.

Moise fue asesinado a tiros en las horas previas al amanecer del 7 de julio en su residencia privada en un rico suburbio de Puerto Príncipe. Su esposa, Martine, resultó herida en el ataque y se está recuperando de una cirugía en un hospital de Miami, Florida.

El primer ministro interino, Claude Joseph, dijo a los periodistas que ha hablado con la primera dama varias veces y que ella está bien.

Translate »